•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El seleccionador de Alemania, vigente campeona del mundo, Joachim Löw (56 años), prolongó por dos años su contrato, hasta la Eurocopa-2020, anunció ayer la Federación Alemana de Futbol (DFB) en un comunicado.

El contrato de Löw se extendía hasta el Mundial de 2018 en Rusia, donde intentará revalidar el título logrado en Brasil. El técnico se puso al frente de la Mannschaft al finalizar el Mundial jugado como local en 2006.

“Queremos confirmar en Rusia el triunfo de Brasil. Me alegro de seguir mejorando al equipo y a los jugadores, de llevarles al más alto nivel. Eso me motiva tanto como los títulos”, explicó ‘Jogi’ Löw durante una conferencia de prensa en Fráncfort.

Si Löw se mantiene en el puesto hasta que expire el nuevo contrato, habrá pasado 14 años al frente de la Mannschaft, al igual que Helmut Schon, seleccionador entre 1964 y 1978 y campeón del mundo en 1974.

El récord de duración de un seleccionador alemán lo ostenta Sepp Herberger, con 28 años (1936-1964), que también dio a Alemania un Mundial, el de 1954, ante Hungría, en lo que se conoció como “El milagro de Berna”.

Löw llegó a la selección como ayudante de Jurgen Klinsmann en otoño de 2004 luego del fracaso en la Eurocopa 2004 de Portugal (eliminación en fase de grupos). El entrenador siempre situó a Alemania al menos entre los cuatro mejores de todas las grandes citas: semifinalista en el Mundial 2006 y del 2010 y las Eurocopas 2012 y 2016, finalista de la Eurocopa 2008 y victoria en el Mundial 2014.

Su filosofía de juego está basada en un juego rápido, con pases cortos y dando importancia a la posesión. Un estilo inspirado, según confesó el propio Löw, en el de la selección española.

Apasionado

Este antiguo delantero de nivel modesto añade además a la Mannschaft su humanidad, su proximidad con los jugadores y sus métodos innovadores, como la introducción del yoga en las concentraciones de la selección.

Su pasión por la táctica ha cambiado el estilo tradicional de Alemania, basado en el físico y lo ha impuesto en las categorías inferiores, otorgando además confianza a los jóvenes talentos.

Pese a las críticas luego de la eliminación en semifinales de la Eurocopa en julio, la federación alemana presidida por Rainhard Grindel puso así fin a los rumores.

“Löw es el mejor entrenador que podíamos imaginar tener”, declaró Grindel, fijando el objetivo de los títulos en Rusia-2018 y en la Eurocopa-2020 que se disputará en varias ciudades europeas.

“Tenemos el mismo objetivo: conservar nuestro título mundial en Rusia y después de haber estado tan cerca este año (eliminación ante Francia en semifinales) queremos intentar ser campeones de Europa en 2020”, añadió Grindel.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus