•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Manchester City remontó y ganó 3-1 en su estadio al Barcelona, vengando la victoria azulgrana 4-0 en la ida, ayer en la cuarta jornada de la Liga de Campeones, en un duelo que los españoles habían encaminado con un tanto del argentino Lionel Messi.

La “Pulga” abrió el marcador en el 21, pero el alemán Ilkay Gündoğan hizo el 1-1 en el 39. En la segunda mitad, los Citizens fueron superiores y sellaron su triunfo gracias al belga Kevin de Bruyne (51) y el segundo del centrocampista de la Mannschaft (74).

Con este resultado el Barcelona sigue liderando el grupo C con 9 puntos, pero desaprovechó la oportunidad de lograr la clasificación matemática. El City es segundo con 7 puntos y por detrás aparecen Borussia Monchengladbach y Celtic Glasgow, ambos con 4 unidades, tras empatar 1-1 ayer.

En el Etihad Stadium, el duelo entre estos dos candidatos al título continental tuvo tres fases bien diferenciadas. Un arranque en el que ambos equipos se neutralizaron, una etapa de dominio azulgrana tras el gol de Messi, en el que el campeón español pudo sentenciar el partido, y la definitiva resurrección del City, tras el tanto de Gündoğan.

La “Pulga” goleadora 

A los 20 minutos se rompió la igualdad. El rechace de un disparo del argentino Sergio Agüero se convirtió en un perfecto contraataque que inició su amigo Messi, condujo el brasileño Neymar por la izquierda y concluyó el capitán azulgrana 75 metros después con un preciso disparo ante la ineficacia de la defensa local.

El cinco veces Balón de Oro alcanzó los 7 goles en esta Champions, en la que ha jugado tres partidos. Aturdido tras la exhibición de Messi, el City pudo ser goleado en los siguientes minutos, pero el Barcelona no estuvo eficaz.

Neymar rozó el 2-0 tras fintar en varias ocasiones en la izquierda hasta que encañonó al arquero argentino Willy Caballero —sustituto del sancionado Claudio Bravo—, que fue capaz de meter una mano y despejar a córner (27).

A continuación fue el turno de Suárez, que tuvo una doble ocasión, pero el uruguayo no estuvo fino, sobre todo en el primer remate, de cabeza solo ante Caballero.

Coreografía Citizen 

Cuando peor estaban los Citizens el Barcelona se confió. Sergi Roberto dio un pase a nadie al corazón del área, Agüero recuperó el balón, jugó de primeras para Raheem Sterling y el inglés cedió para la llegada de Gündoğan. El tanto resucitó a los locales.

Nada más comenzar la segunda mitad fue Sergio Busquets el que erró, pero Sterling no reaccionó de primeras y su tiro tras control se fue a la red lateral de la portería.

En la siguiente acción De Bruyne hizo el 2-1. Tras una falta de Busquets a David Silva, el belga disparó un libre directo durísimo con el empeine y el arquero alemán Marc André Ter Stegen tocó el balón pero no fue capaz de despejar.

Penalizado por sus errores, el Barcelona sufría ante un City cada vez más confiado. Silva, De Bruyne, Sterling, Gündoğan y Agüero por fin se habían entonado y combinaban con peligro.

El español Jesús Navas, que había entrado 4 minutos antes, se unió a la fiesta para dar el pase de la muerte a Gündoğan tras un gran balón al hueco de De Bruyne.

Antes los azulgranas habían tenido su bala para empatar en un contraataque lanzado por Suárez que finalizó el portugués André Gomes con un trallazo al larguero (65).

9 puntos acumula el FC Barcelona, líder del grupo C, mientras que el City es segundo con 7 unidades.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus