•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El entrenador holandés Frank De Boer fue cesado por el Inter Milan, menos de tres meses después de su llegada, anunció ayer el club italiano, que precisó que Stefano Vecchi, técnico del equipo juvenil, asumirá el cargo de forma interina desde mañana para el duelo de Europa League contra el Southampton.

El exdefensa holandés había llegado a principios de agosto, quince días antes del inicio de la temporada, para sustituir a Roberto Mancini, que estaba en conflicto con su directiva. 

Derrotado el domingo por la Sampdoria de Génova, el Inter Milan ocupa la duodécima plaza de la Serie A tras 11 jornadas.

El holandés, que había dejado el Ajax de Amsterdam (2010-2016) en mayo, tras no haber conseguido el título de campeón de Holanda, es víctima de los malos resultados del inicio de la temporada en la Serie A y en la Europa League, donde los “Nerazzurri” son últimos de un Grupo K, que no parecía muy complicado, detrás de los checos del Sparta de Praga, los israelíes del Hapoel Beer-Sheva y los ingleses del Southampton.

En la Serie A, el Inter del holandés de 46 años derrotó a la Juventus de Turín (2-1), para sorpresa general, a mediados de septiembre, pero después tropezó con Cagliari y Atalanta. 

La prensa italiana habla del exentrenador de la Lazio de Roma, Stefano Paoli, como sucesor del holandés en el banquillo del Inter, aunque también suenan el francés Laurent Blanc y el brasileño Leonardo.

Tras llegar en junio, los nuevos propietarios chinos del Inter ya han visto pasar dos entrenadores en pocos meses, Mancini y De Boer.

Ampliando la perspectiva, el Inter ha tenido ocho entrenadores (Benítez, Leonardo, Gasperini, Ranieri, Stramaccioni, Mazzarri, Mancini y De Boer) desde 2010 y el histórico triplete Serie A-Copa-Champions logrado por el equipo de José Mourinho.

“Es una pena que esto se termine de esta forma. Para hacer avanzar un proyecto así, hacía falta más tiempo”, escribió De Boer como mensaje de despedida en su cuenta Instagram.

¿Esperando a Simeone? 

El holandés pensaba imponer el fútbol ofensivo importado de su Ajax de Amsterdam, al que había devuelto al camino del triunfo tras algunos años sombríos.

El Inter se encuentra en una encrucijada tratando de encontrarse entre sus propietarios chinos, su presidente indonesio, sus influyentes dirigentes históricos italianos y penalizado por el fair-play financiero de la UEFA.

El resultado es un desfase entre grandes gastos que no inciden en el equipo debido a las sanciones ligadas al fair play financiero.

El club gastó de esta forma mucho dinero por algunos jugadores que son promesas (45 millones de euros por Joao Mario, casi 30 por el joven brasileño Gabigol), pero no puede  utilizarlos en la Europa League, igual que el francés Geoffrey Kondogbia, comprado la pasada temporada por 35 millones.

El Inter lleva cuatro derrotas en los cinco últimos partidos y solo ha tenido como satisfacción esta temporada su triunfo frente a la Juventus.

3 meses dirigió al equipo “Nerazzurri” el holandés De Boer, quien había llegado procedente del Ajax de Amsterdam. 
    

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus