•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Manchester United y su entrenador José Mourinho quedaron en una delicada situación ayer tras la derrota 2-1 en el campo del Fenerbahçe turco, que deja a los ingleses contra las cuerdas en su grupo de la Europa League, donde jugó la cuarta jornada.

El United (3º), con 6 puntos, está un punto por detrás de los 7 de Feyenoord y Fenerbahçe, que son las dos formaciones que ocupan actualmente las plazas que clasifican para los dieciseisavos de final. En la Premier League, los ‘Red Devils’ también están con dificultades después de encadenar cuatro partidos sin victoria, incluyendo un revés humillante 4-0 ante el Chelsea. El United es apenas octavo en la clasificación de su liga, a 8 puntos del trío de cabeza (Manchester City, Arsenal, Liverpool).

Esta vez, el Manchester United empezó ya muy mal en su visita a Turquía, donde el Fenerbahçe se adelantó en el minuto 2 con un gol del senegalés Moussa Sow, con un espectacular remate de espaldas en el área, que entró por la escuadra de David de Gea. La situación empezó a ser crítica para los visitantes en el 59, cuando los turcos lograron el segundo. Vino firmado por el holandés Jeremain Lens, de falta directa.

Con todo prácticamente decidido, Wayne Rooney (89) dio esperanzas al United, pero sin que los suyos pudieran evitar la derrota. El Manchester United había ganado 4-1 hace dos semanas al Fenerbahçe en Old Trafford, pero este revés resucita los viejos fantasmas. Los dos partidos del equipo de ‘Mou’ este curso en la Europa League fuera de casa se han saldado con derrotas, ya que también cayó 1-0 en Rotterdam ante el Feyenoord.

El desastre fue completo e incluso el francés Paul Pogba tuvo que ser sustituido por lesión en el minuto 29. Después de una falta del brasileño Josef de Souza, Pogba abandonó el campo cojeando.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus