•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Esperar, esperar y solamente esperar por un milagro de Dios, es lo que familiares, amigos y fanáticos del boxeo, están haciendo, algunos orando, otros enviando buenos deseos, para que finalmente Arnulfo Obando se levante de la cama en el hospital Vivian Pellas y salga victorioso en la pelea por su vida.

Obando, quien sufrió un derrame cerebral la madrugada del lunes y fue operado el miércoles, continúa inconsciente porque está sedado. Los médicos han tomado todas las medidas necesarias para que la recuperación del entrenador de Román “Chocolatito” González marche por buen camino, sin apresurar los tiempos, llevando todo con paciencia y calma.

“Él está sedado todavía, lo importante es que la operación salió bien, sigue inconsciente. Se lo irán quitando de forma gradual, para que reaccione poco a poco, hay que espera y pedirle a Dios una recuperación exitosa. Por ahora está estable, no han surgido inconvenientes”, comentó Morlan García, promotor de la empresa NFC de Artes Marciales Mixtas y amigo cercano de Obando.

Historia 

Obando, de 53 años de edad, fue boxeador en los años 70, realizando solamente tres combates profesionales. Tuvo balance de tres triunfos sin derrotas y se retiró del boxeo. En múltiples ocasiones, Obando contó que uno de sus anhelos era convertirse en ingeniero. Nunca pudo materializar su sueño, pero la vida le tenía un futuro brillante como entrenador.

Su primer éxito grandioso fue convertirse en el primer entrenador nica en lograr que un boxeador de nuestro país, se convirtiera en campeón del mundo. Fue en el 2003, cuando dirigiendo a Eduardo “Ray” Márquez, se agenciaron el título mínimo (105 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) destronando al español Juan Mata.

5 días  hospitalizado lleva Arnulfo Obando, entrenador de Román González.
    

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus