•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las flechas del favoritismo señalaban a Panamá como fuerte candidato a vencer a Nicaragua, sin embargo, el desborde ofensivo de los pinoleros y la fantástica labor monticular de Wilfredo Pinner en relevo desde la tercera entrada, quebraron los pronósticos. Una carrera en el segundo episodio, cinco en el quinto, dos en el sexto y otra en el séptimo resumen el ataque pinolero, mientras que una labor de cinco episodios y un tercio de solo ceros sintetizan el gran esfuerzo de contención realizado por Pinner, cuya actuación le permitió a Nicaragua quitarle de forma violenta el invicto a los canaleros. Luego de nueve entradas en Monterrey, México, el David del grupo B había derribado al Goliat del grupo A.

Las acciones

En el segundo episodio, Nicaragua se adelantó mínimamente, aunque desaprovechó la oportunidad de construir una ventaja considerable. Luego que el siempre incidente César Díaz alcanzara la primera almohadilla, el abridor panameño Javier García se metió en problemas dándole base por bolas a Kenny Alegría y recibiendo sencillo de Sandy Bermúdez. Con solo un out en la pizarra, Javier Robles, exhibiendo su capacidad de escogencia de lanzamientos, negoció pasaporte y produjo la primera anotación de los nicas. 

Todavía con las bases llenas se creyó que la tropa nacional haría más daño, pero un desesperado Benjamín Alegría se fajó con el primer lanzamiento, conectando un elevado en zona foul, y Enmanuel Meza fue inutilizado por la vía del ponche, acabando con un episodio que pudo ser más productivo. Antes, en la primera entrada, se había desperdiciado la oportunidad de dos corredores en posición anotadora.

Lea: Nicaragua vence a China Taipei en campeonato de beisbol Sub-23 Wilfredo Pinner se lució desde el montículo

Aprovechando la falta de producción de los nicas, los panameños empataron el duelo en el cierre de la segunda entrada. Dobletes de Ibrahim McKenzie y de Luis Barahona ante el abridor Marlon Altamirano propiciaron la carrera del empate. Una entrada más tarde, Altamirano volvió a ser sacudido por la artillería panameña. Dobletes de McKenzie, Barahona y Carlos Rodríguez produjeron par de carreras  y explotaron al abridor nicaragüense. En ese momento, cayendo 3-1, se estaba pagando a un alto precio la poca productividad de los nicas.

Reacción contundente

Sin embargo, en el quinto inning los bates de Nicaragua fueron restaurados y le dieron vuelta al marcador, contando con el auxilio de los errores defensivos y el derrumbe del picheo de Panamá. El pícher canalero salió explotado tras darle base por bolas a Enmanuel Meza y a Álvaro Rubí. Con dos en base y sin out, el panorama lucía alentador, pero el relevista Héctor Salazar ponchó de forma consecutiva a Rafael Estrada y Ronald Rivera, aproximando a los nicas a una nueva frustración. Sin embargo, apareció César Díaz, ese bateador tan oportuno que con un nuevo imparable remolcó las dos anotaciones que empataron el juego 3-3. Luego, imparables de Alegría y Bermúdez, conjugados con errores defensivos de los canaleros, permitieron que Nicaragua se adelantara 6-3.  

Una entrada más tarde, pasaportes consecutivos a Meza y Rubí más toque de sacrificio de Rafael Estrada pusieron corredores en posición anotadora, dejando el escenario listo para el cañonazo de Ronald Rivera que modificó la pizarra a 8-3. En el séptimo, triple de Javier Robles y elevado de sacrificio de Benjamín Alegría ampliaron la ventaja al definitivo 9-3. Ayer no hubo forma de contener a la tropa azul y blanco, que hoy (12:00 p.m.) enfrentará a México en busca de un triunfo que aumente sus posibilidades de meterse a la ronda de medallas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus