•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como auténticas navajas, sin un gramo de más, se presentaron este viernes el filipino Manny Pacquiao y el mexicoestadounidense Jessie Vargas a la ceremonia de pe-saje en el teatro Encore del hotel Wynn, en la que ambos marcaron debajo del límite de las 147 libras.

Pacquiao marcó 144.8 libras por 146.5 libras de Vargas, quien expondrá el campeonato welter de la Organización Mundial de Boxeo en casa, ya que él reside en esta ciudad desde hace muchos años y ello se retrató en el pesaje, donde recibió más porras que la estrella filipina.

Manny se presentó como siempre, en una gran forma, con un físico que mostró los resultados del trabajo que hizo durante ocho semanas de campamento y como ha acostumbrado en las últimas veces que ha subido a la báscula, dando ventaja en el tonelaje pero no en el ring.

Vargas, quien lució muy contento, motivado y feliz por la oportunidad, pesó casi el límite de la categoría pero además se le notó bastante fuerte y nada deshidratado, gracias a que, igual que Manny, estuvo combatiendo en peso súper ligero antes de este 2016.

El hecho de que el pesaje se realizara en el teatro Encore al que hubo acceso limitado para los fans, y no en una arena como se acostumbra, no dejó ver el interés que hay en Las Vegas por este combate; sin embargo, se espera que llegue la entrada al menos a 15 para el Thomas & Mack Center.

Jessie Vargas estuvo acompañado por el excampeón mundial Humberto ‘Chiquita’ González, quien estuvo también cuando se coronó en marzo pasado y se ha convertido prácticamente en un amuleto para el de familia en Acapulco, Guerrero, México.

Apuestas

De acuerdo con las apuestas, tras el pesaje se mantuvo la ventaja para Pacquiao de 5 a 1, por lo que se espera que no cambien conforme se acerque el pleito en los principales lugares de apuestas en la ciudad del juego que espera conquistar una vez más el ‘Pacman’, quien tendrá su pelea de campeonato mundial número 21 en su carrera.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus