•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nunca más apropiado estuvo el viejo refrán de “no hay peor astilla que la del mismo palo”, cuando Luke Walton le mostró a los Lakers el camino para derrotar a sus excompañeros de equipo, Golden State Warriors.

Más allá del resultado (117-97), fue el típico encuentro en que el alumno Walton aventajó a su maestro Steven Kerr en el primer compromiso de esta temporada 2016-2017. Walton, de 36 años, es el entrenador más joven de la NBA, y por dos temporadas fue asistente de Kerr, hasta que los Lakers lo ficharon a principios de año para reemplazar al despedido Byron Scott.

Lakers de cuna, pues este fue su primer equipo cuando debutó en la NBA en 2003, Walton se ha traído a Los Ángeles algunos de los trucos aprendidos de Kerr, quien a su vez los copió del viejo zorro de los San Antonio Spurs, Greg Popovich.

La llave 

“Yo tengo la llave que las puertas abre”, dice una canción popular y esa parece ser el mantra de Walton en sus partidos contra los Warriors en esta campaña. Con la simple fórmula de neutralizar a Stephen Curry y Kley Thompson desde el arco de triples, y presionar por todo el terreno para obligar las pérdidas de balones, los sotaneros Lakers le dieron una lección de humildad a los Warriors.

Curry no anotó ni un triple en sus 10 intentos en el partido, y se fue con cinco canastas en 17 tiros al aro, para cerrar con 13 puntos y 11 asistencias. El dato es histórico, porque es la primera vez que esto ocurre tras 157 partidos seguidos, la racha triplera más larga de la NBA en todos los tiempos.

Klay Thompson anotó solo 10 puntos, al encestar cuatro lances en 18 intentos desde el suelo y dos de 10 desde el rango de tres puntos. “Obviamente, para nosotros fue bueno que Steph y Klay se quedaran en solo dos de 20 triples”, dijo Walton, quien también se mostró contento de cómo se desempeñaron sus jóvenes jugadores.

Los Lakers coleccionaron 26 asistencias y ganaron la batalla bajo las tablas 51 rebotes por 40 de sus rivales. “Eso significa que estamos compartiendo la pelota, estamos jugando como un equipo y estamos peleando”, dijo Walton.

El talentoso Julius Randle lideró a los Lakers con 20 puntos y Los Warriors se recuperaron en el tercer cuarto, recortando el déficit a 87-81 después de un empate por el delantero de reserva Kevon Looney. Casi todo el mundo opina que Golden State es el equipo a vencer en la Conferencia Oeste, con la adición del canastero Kevin Durant.

Pero no pueden olvidar que hay otros machos alfa rondando el territorio, como San Antonio Spurs, que les arruinó el debut derrotándoles en su patio, y cachorros peligrosos como unos Lakers que parecen tener la llave para vencerlos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus