•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tener a un ejército de bombarderos en el lineup provoca miedo y temor a los rivales de los Gigantes de Rivas. Ayer, el equipo sureño volvió a hacer alarde de la explosividad de su ofensiva, venciendo 14-8 a los Tigres de Chinandega, 

en el Efraín Tijerino Mazariego, donde tronó Anderson Feliz conectando cuadrangular con uno a bordo, hit y doble empujador de carreras. Pero no todo debe ser considerado felicidad en Rivas, la gran productividad de carreras tapa un poco la inconstancia de sus abridores y relevistas.

Triunfó Jonathan Aristil, consiguiendo su segundo éxito de la temporada sin derrotas, no sin antes permitir 5 hits, 4 carreras, incluyendo un jonrón de Curth Smith en 5.2 innings. No tuvo una gran actuación Aristil, pero con eso le bastó para ganar, apoyándose en el poderoso bateo de su equipo.

Intercambio de golpes

En solo el primer episodio, Rivas emboscó al abridor José David Rugama, pistolero que apenas duró 1.2 innings en la colina, saliendo sin decisión. Jonrón de Feliz con Omar Obregón en circulación, previamente embasado por infield hit, inauguró la pizarra 2-0. Hit de Jonel Pacheco, escogencia de Luis Allen, golpe a Darrel Campbell, más imparable empujador de Justo Rivas, incrementó la ventaja sureña 3-0.

Descontó Chinandega el cierre del segundo con hit de Montiel, doble de Osman Marval, y elevado de sacrificio de Jem Argeñal. Un episodio más tarde, los Tigres empataron el desafío por el jonrón de Smith con uno a bordo. 

Pero a partir del cuarto, empezó el festín rivense. Dos imparables consecutivos más un doble empujador de Feliz, rompieron el empate. Boleto a Wuilliam Vásquez llenó los costales, y Allen disparó hit remolcador de dos, explotando al relevista Berman Espinoza, sustituto del frágil Rugama. Rivas ganaba 6-3 y faltaba mucho más.

Los sureños sumaron una en el sexto por doble de Allen, (en el cierre de la misma entrada, Tigres anotaron una), otra en el octavo, incidiendo también Allen con una rola de doble play empujadora de carrera, y en la apertura del noveno coronaron un rally de tres carreras, destacando otro hit remolcador de dos conecto por Feliz, a quien solamente le faltó el triple para completar el ciclo, empujando un total de 5 carreras en el desafío.

Tigres amenazó

Pero cuando todo parecía controlado, el relevo de Rivas empezó a sufrir depresión. Evertz Orozco no pudo resolver el cierre del noveno inning, dejando las bases llenas, víctima de tres imparables consecutivos, uno de Jimmy González empujador de carrera, y golpe a Curth Smith. Relevó José Luis Sáenz, permitiendo doble barrebases que puso el marcador final 11-8. Sáenz logró ponchó a Marval, sellando el triunfo. Perdió Espinoza. Destacó en la ofensiva Feliz con cinco empujadas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus