•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El británico Andy Murray aseguró convertirse en el número 1 mundial del tenis el lunes, tras la baja este sábado de su adversario en las semifinales del Masters 1000 de París, el canadiense Milos Raonic, con una lesión en la pierna.

Murray, de 29 años, superará el lunes en la clasificación ATP al serbio Novak Djokovic, número 1 desde julio de 2014. En la final de París jugará hoy con el estadounidense John Isner, vencedor este sábado del croata Marin Cilic, 6-4 y 6-3.

En la búsqueda de su primer título en la capital francesa, Murray se las verá con un invitado sorpresa, el gigante Isner (2,06 metros), al que ha batido en los siete partidos que han jugado.

“Obviamente es una pena lo que ha ocurrido hoy. Me hubiera gustado lograrlo en la pista, pero he estado muchos años trabajando para llegar hasta aquí. Nunca pensé que sería número 1 del mundo y nunca imaginé que fuera a ocurrir”, señaló Murray.

“Pienso que es lo más satisfactorio. Ha sido difícil durante mi carrera porque he tenido que competir con chicos muy buenos todo el tiempo”, añadió. Tras la derrota de Djokovic en cuartos ante Cilic el viernes, Murray solo tenía que ganar su partido de semifinales para acceder por primera vez en su carrera al número 1 mundial.

“Has completado un largo camino ‘baby’”, escribió en la red social Twitter la madre del jugador, Judy Murray, extenista y que dirigió sus primeros pasos en este deporte.

“Lo ha hecho. Andy Murray es oficialmente el mejor tenista del mundo. Un logro increíble. Felicidades”, publicó en la misma red social Nicola Sturgeon, primer ministro escocés. Murray es el 26º número uno mundial del tenis desde la creación de la ATP en 1973 y el primer británico. Le ha hecho falta mucha paciencia para lograrlo.

Se convirtió en el número 2 del tenis por primera vez en 2009 y ha estado en esta posición 76 semanas, por detrás de Roger Federer, Rafael Nadal y Djokovic, las tres leyendas con las que le ha tocado convivir.

Niñez difícil 

Nacido el 15 de mayo de 1987, Murray creció en Dunblane, un pueblo escocés, en una familia de deportistas. Su madre Judy, antigua jugadora de tenis, le guió en sus primeros pasos. Pero “sin forzar”, según su hermano Jamie, también tenista profesional, especialista en dobles. Cuando era un adolescente Murray continuó su formación en Barcelona.

Su infancia estuvo marcada por una terrible tragedia. En 1996 un asesino mató a 16 niños y a un profesor en su escuela primaria. Murray, que entonces tenía 8 años, estaba en el colegio en el momento del drama y quedó traumatizado durante años.

En 2013 fue capaz de hablar del tema en un documental de la BBC: “No se pueden imaginar hasta qué punto este tipo de cosas son duras, estoy contento de hacer algo por Dunblane y que puedan estar orgullosos”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus