•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, regresó este domingo a Cleveland (Ohio) para pedir a sus partidarios que salgan a votar acompañada por el mayor ídolo de la ciudad, la estrella de la NBA y de los Cavalliers, LeBron James, asimismo doble campeón olímpico con su selección (Pekín’08 y Londres’12, derrotando a España en la final).

Clinton compareció poco después de que el director del Buró Federal de Investigación (FBI), James Comey, indicara al Congreso que no hay razones para presentar cargos, como ya determinó en julio, contra ella por el uso de sus correos electrónicos del Departamento de Estado tras revisar nueva información.

Durante los últimos nueve días el FBI ha estado revisando correos electrónicos enviados por Clinton a un ordenador propiedad del marido de su ayudante más cercana, Huma Abeding, que está siendo investigado por intercambiar mensajes de contenido sexual con una menor.

Más: Jubilados también pesan en votaciones de Florida

Clinton no se refirió en Cleveland a la decisión de Comey de no cambiar su determinación de julio y se ciñó al guion para pedir el voto en Ohio y contraponer su visión “optimista” y “esperanzadora” a la negatividad de su rival republicano, Donald Trump, que en la última semana ha utilizado las nuevas pesquisas del FBI como arma para criticar la honestidad de la demócrata.

En Cleveland, Clinton dijo que “la ira no es un plan” y repasó sus propuestas para crear empleos, aumentar los impuestos a las grandes fortunas, hacer la educación superior más asequible o facilitar el acceso al cuidado de los niños para familias trabajadores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus