•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El británico Andy Murray, que el sábado se aseguró matemáticamente pasar a encabezar el ranking de la ATP, tuvo una celebración completa al conquistar ayer el Masters 1000 de París-Bercy, superando en la final al estadounidense John Isner por 6-3, 6-7 (4/7) y 6-4.

Es el octavo título de la temporada para el tenista escocés, que en la siguiente clasificación ATP arrebatará el número 1 al serbio Novak Djokovic, eliminado el viernes en cuartos de final en París-Bercy por el croata Marin Cilic. Murray contará ahora con 405 puntos de ventaja sobre Djokovic en la clasificación, pero todavía no tiene asegurado acabar el año en cabeza, a la espera del Masters ATP de final de curso en Londres (13-21 de noviembre).

“Ha sido un viaje increíble para mí poder alcanzar lo más alto del ranking. A veces después de alcanzar algo grande o algo que no esperábamos puede ser fácil tener un bajón y sentirte relajado. Hoy antes del partido estaba realmente nervioso y me alegro de eso”, declaró el británico. “Sería bonito terminar el año como número uno, pero estoy feliz por lo que he logrado hasta ahora”, apuntó.

Gran momento

Casi imbatible en la segunda mitad del año, el británico sumó su cuarto trofeo consecutivo, después de los de Pekín, Shanghái y Viena. En la capital austríaca, la pasada semana, Murray ya había eliminado a Isner en los cuartos de final.

La racha de partidos ganados seguidos de Murray se eleva a 19 tras la final parisina. Ha ganado siete de los nueve últimos torneos que ha disputado. En su cosecha de este año, Murray tiene principalmente el título en Wimbledon, la medalla de oro olímpica en Río y tres Masters 1000, los de Roma, Shanghái y ahora París-Bercy.

Djokovic le supera, eso sí, en categorías de los torneos ganados, con dos Grand Slam (Australia, Roland Garros) y cuatro Masters 1000 (Indian Wells, Miami, Madrid y Toronto). El serbio le ha derrotado tres veces de cuatro en 2016, entre ellas dos finales de ‘grandes’, en Australia y Roland Garros.

El Masters ATP, donde Djokovic ha ganado los cuatro últimos títulos, es tradicionalmente mucho más favorable para el serbio. Murray no ha conseguido hasta ahora alcanzar la final en sus siete participaciones en el Torneo de Maestros.

Isner, fuerza y errores 

La final estuvo equilibrada por la efectividad de Isner, un gigante de 2.06 metros clasificado en el puesto 27º de la ATP, con su servicio (18 aces y un 74% de primeras bolas). Murray se vio obligado a menudo a jugar a la defensiva ante los potentes golpes del estadounidense, pero su mayor calidad terminó imponiéndose a la fuerza de su adversario.

Tuvo más acierto en los momentos clave, especialmente en las seis bolas de ‘break’ salvadas en los dos primeros sets. Isner falló demasiado en las subidas a la red, como en los dos últimos puntos del partido, perdidos con dos voleas con el revés que se estrellaron en la red.

“Su próximo objetivo será seguir (en el número 1) mucho tiempo. Va a darlo todo para ello”, vaticinó Isner sobre su rival. El torneo de Bercy era uno de los últimos Masters 1000 que se le resistían a Murray, de 29 años, junto a Montecarlo e Indian Wells. El año pasado perdió la final ante Djokovic.

El torneo de París-Bercy se disputa sobre superficie dura y cubierta y reparte 3,749,000 millones de euros en premios.

Lea: Murray se proclama

8 títulos ha conquistado en el 2016 Andy Murray.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus