•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando Theo Epstein fue nombrado Ejecutivo del Año por The Sporting News, expresó la meta de mantener a los Cachorros como contendientes año tras año en el futuro.

El gerente general del equipo, Jed Hoyer, le hizo eco a lo manifestado por el presidente de operaciones de beisbol del club durante las reuniones de los gerentes generales de MLB. “Espero que tengamos muchos grandes octubres, pero nadie sabe qué nos depara el futuro”, dijo Hoyer.

En particular, el ejecutivo advirtió que no es nada recomendable que exista una sobre confianza en los predios de los Cachorros, después de que el equipo ganara la semana pasada su primera Serie Mundial en 108 años.

“Hay que tener algo de perspectiva: Sabes que cuando estás en un Juego 7, hay que ganar en ese momento”, dijo Hoyer, refiriéndose al decisivo séptimo partido del Clásico de Otoño de este año contra los Indios de Cleveland.

“Nunca sabes cuándo vas a volver. Existen muchísimos equipos buenos que han sido eliminados en las primeras rondas de los playoffs y que jamás han vuelto a la cima”.

Eso mismo es lo que Hoyer, Epstein y el resto de la gerencia de Chicago pretenden evitar. Con la misión cumplida de conquistar un título, el reto ahora es construir un equipo año tras año con un ojo puesto en octubre. A Hoyer se le planteó el ejemplo de los Bravos de los años 90 y la primera década del presente milenio, que ganaron 14 títulos divisionales al hilo, pero al final conquistaron una sola Serie Mundial. De su parte, Hoyer citó a los Indios de la década de los 90 como un caso a recordar.

Otros casos

Con figuras como Albert Belle, el dominicano Manny Ramírez, Jim Thome, Kenny Lofton, el venezolano Omar Vizquel, el puertorriqueño Sandy Alomar Jr. y más adelante su hermano Roberto, Cleveland tuvo un trabuco que clasificó seis veces y alcanzó dos Series Mundiales entre 1995 y el 2001. Sin embargo, jamás pudo alzar el trofeo de campeones.

“Estás hablando de tanto talento como puede verse en una sola organización”, dijo Hoyer al mencionar aquellas ediciones de la Tribu. “Estuvieron cerca en el 95 y muy cerca en el 97, pero jamás pudieron ganar la Serie Mundial. Ser buen equipo y tener muy buenas temporadas regulares son muy diferentes a ganar la Serie Mundial. El simple hecho de ser un buen equipo no garantiza que vayas a ganar la Serie Mundial”.

Con talento joven como Anthony Rizzo, Kris Bryant, Addison Russell, el boricua Javier Báez y el venezolano Willson Contreras, los Cachorros lucen fuertes para las próximas campañas. Pero Hoyer advierte que cada año es distinto y que hay que estar atento a cada detalle a la hora de construir un roster. “Tener un gran núcleo joven como el nuestro no garantiza campeonatos”, comentó.

La clave

Los Cachorros tuvieron la quinta mayor nómina de Grandes Ligas para empezar el 2016 con US$188,402,394 (según Spotrac). Con el enorme mercado de Chicago, una asistencia completa en el Wrigley Field para cada fecha y la popularidad masiva del equipo en el mundo, los Cachorros cuentan con amplios recursos económicos para seguir sumando piezas clave.

“Eso ayuda, sin duda”, dijo Hoyer. “Pudimos agregar mucho talento al roster (Jon Lester, Jason Heyward) gracias a un aumento en los ingresos y la generosidad de la familia Ricketts (propietarios de la franquicia). Lo pudimos hacer también porque teníamos a muchos jóvenes con salarios discretos. Creo que eso fue parte de nuestra eficiencia con la nómina”, dijo, lo cual será clave la próxima campaña.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus