•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La selección de Inglaterra, gracias a los goles de Daniel Sturridge, Adam Lallana y Gary Cahill, derrotó ayer a Escocia por un contundente 3-0 en el estadio de Wembley y se llevó el “Derbi de Gran Bretaña” antes de recibir el próximo martes a España.

El partido de selecciones más antiguo del mundo (113 encuentros con el de hoy) estaba marcado por la rivalidad entre estos dos viejos conocidos, por la polémica sobre el “poppy”, la amapola, un símbolo muy respetado en el Reino Unido en memoria de los caídos británicos en la primera Guerra Mundial.

La FIFA advirtió a ambas federaciones que serían castigadas con una sanción económica, pérdida de puntos e incluso, las dos si los jugadores de los ‘Three Lions’ y de la ‘Tartan Army’ lucían el famoso ‘poppy’ en las camisetas o brazaletes.

Hicieron caso omiso los dos equipos a las advertencias de la FIFA y los 22 futbolistas, además de los entrenadores lucieron con orgullo la amapola roja en las mangas, en el caso de los jugadores y en la solapa, en el de los técnicos.

En lo puramente deportivo, Gareth Southgate, que llegaba al duelo después de ganar a Malta (2-0) y empatar con Eslovenia (0-0) en sus dos primeros partidos al mando del equipo hizo tres cambios con respecto al once que se dejó dos puntos en Stozice: entraron Wayne Rooney, Adam Lallana y Raheem Sterling por Dele Alli, Theo Walcott y Jesse Lingard.

Experimento fallido

Por su parte, su colega Gordon Strachan, que parece tener las horas en la ‘Tartan Army’, sacudió el equipo e introdujo ocho modificaciones en relación al once que fue humillado en Eslovaquia (3-0).

Solo el capitán, Darren Fletcher, el defensa Grant Hanley y el centrocampista Robert Snodgrass sobrevivieron el corte, en un once con la novedad del mediapunta Ikechi Anya como lateral derecho.

No le salió el experimento a Strachan, que desde el principio cedió el balón a Inglaterra y se limitó a buscar algún fallo o un contragolpe esporádico para intentar hacer daño a los locales.

El carrusel de cambios minó el ritmo del partido y no se vieron más goles en un Wembley que celebró el Día del Armisticio con una goleada sobre sus acérrimos rivales que deja a Inglaterra en lo más alto del Grupo F con 10 puntos y casi sin opciones a una Escocia que verá por televisión el Mundial de Rusia 2018.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus