•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Bélgica, en un gran momento de forma, firmó su cuarta victoria consecutiva en la cuarta jornada de clasificación para el Mundial de Rusia 2018, al golear 8-1 a Estonia ayer en Bruselas con un triplete del extremo del Nápoles Dries Mertens.

Thomas Meunier (minuto 8), Mertens (16, 64 y 68), Eden Hazard (25), Yannick Carrasco (62) y Romelu Lukaku (83 y 88) fueron los goleadores del equipo dirigido por el español Roberto Martínez. Solo el tanto de Henri Anier (30) perturbó la fiesta belga y enfadó al arquero Thibaut Courtois, que vio como se rompía su racha de más de 500 minutos sin recibir goles con los Diablos Rojos.

Con este triunfo Bélgica lidera el grupo H con 12 puntos, por delante de Grecia, segunda con 10 tras empatar 1-1 en el último instante ante Bosnia, tercera con 7. Ayer los Diablos Rojos jugaron al estilo que popularizó en los últimos años España y que Martínez trata ahora de aplicar en Bélgica: ritmo, constantes combinaciones y pases cortos y rápidos que finalizaron en una larga lista de goles espectaculares.

El hombre de la noche fue Mertens, autor de un triplete, incluido un tanto de volea al cuarto de hora de juego, y de una asistencia. En un sistema muy ofensivo, únicamente con tres defensas, Hazard y Kevin de Bruyne, los prestigiosos mediapuntas locales, estuvieron muy cómodos en las bandas, apoyando en ataque al ‘martillo’ Romelu Lukaku. Martínez parece que ha encontrado la fórmula para hacer jugar juntas a las dos estrellas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus