•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Noche histórica el sábado en el UFC 205. La compañía aterrizaba por primera vez en la ‘Gran Manzana’ —tras el levantamiento de la prohibición de casi dos décadas al deporte de las artes marciales mixtas en el estado de Nueva York— para encumbrar al primer gladiador que consigue ser doble monarca de manera simultánea en la historia de la UFC.

El luchador irlandés Conor McGregor se transformó por completo en el octágono de la ‘arena más famosa del mundo’. Salió sereno, cauteloso y con un plan de pelea que ejecutó a la perfección desde la primera campanada. Una vez más, respaldó con hechos sus siempre polémicas palabras previas al combate, destruyendo a Eddie Álvarez por nocaut en el segundo asalto para convertirse en campeón del peso ligero en el Madison Square Garden.

El primer asalto comenzó con un estudio por parte de ambos luchadores. Sin embargo, ‘The Notorious’ consiguió pronto dos knockdowns —derribes por golpe— tras conectar varios zurdazos en el rostro de Álvarez. El luchador estadounidense fue superado por la velocidad y la precisión de un omnipresente McGregor que lució relajado y con una excelente forma física.

Ya en el segundo asalto, Álvarez alcanzó a McGregor con la derecha y buscó llevar la pelea a la lona. No surgió efecto por la gran defensa del irlandés y tras conseguir ‘escapar’ conectó una espectacular combinación de cuatro golpes que puso fin al combate a los 3:04 del segundo asalto.

“Me gustaría aprovechar esta oportunidad para disculparme... con absolutamente nadie, porque el doble campeón hace lo que se le dé la gana”, gritó McGregor antes de alzar sus dos cinturones y mostrarlos a la grada.

Woodley da una lección 

En la pelea coestelar, Tyron Woodley defendió con éxito el cinturón de peso welter de UFC tras un empate mayoritario con Stephen Thompson (47-47, 47-47 y 48-47). Ambos luchadores regalaron al Madison Square Garden cinco asaltos intensos, donde Woodley estuvo cerca de noquear a su rival en varias ocasiones. Thompson terminó con el rostro desfigurado y demostró mucho corazón y una fortaleza que seguro que le dará otra oportunidad en el futuro.

La luchadora polaca Joanna Jedrzejczyk defendió con éxito el cinturón de peso paja femenino de UFC por cuarta vez al derrotar a su compatriota Karolina Kowalkiewicz por decisión unánime de los jueces. La campeona demostró su superioridad técnica desde el primer asalto tras conectar, en repetidas ocasiones, a su oponente con sus low kicks y con mejores combinaciones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus