•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los cachetes y el físico de Román “Chocolatito” González (46-0, 38 nocauts) evidencian el éxtasis de más de dos meses de descanso, lejos de un ring, comiendo sin restricciones y asistiendo a compromisos personales o publicitarios. Ayer, el tetracampeón mundial regresó a entrenar en el gimnasio Róger Deshón, donde sintió  la ausencia de Arnulfo Obando, quien falleció el miércoles, dejando huérfano a su pupilo.

A la 1:00 p.m. el campeón entró al gimnasio. Su preparador físico, Wilmer Hernández, lo esperaba con ansias desde muy temprano, no hubo demasiada intensidad en el entrenamiento, lo cual es normal, tomando en cuenta que el cuerpo necesita una semana de adaptación para volver a ser exprimido a su máximo nivel.

Durante una hora Román hizo ejercicios de calentamiento, estiramiento, y un poco de sombra arriba del ring, mostrando un gran estado de ánimo, bromeando con sus amigos y sonriendo constantemente.

La pregunta inmediata para el arquitecto de los pesos mínimos fue sobre quién asumiría la esquina, tras la pérdida de Obando. Por ahora, el primer nombre que ha analizado el campeón es el de su papá, aunque todavía falta una reunión entre el equipo y otra más con el señor Akihiko Honda, su promotor internacional, quien seguramente tendrá una propuesta y pondrá a disposición a algunos adiestradores de Teiken Promotions.

Los planes

“Me sentí bien, ya comenzamos el plan de trabajo, espero la otra semana guantear”, dijo Román. Sobre el tema de su entrenador, comentó que “realmente falta una reunión, el entrenador oficial que voy a poner es Luis González, mi papá, y Wilmer, quien estará en mi esquina. Los otros son adiestradores, me imagino, de Teiken; vamos a ver qué pasa y el plan que venga en el 2017”, agregó.

En esa misma línea habló Hernández, quien por ahora tiene la máxima responsabilidad. Ayer dirigió el breve entrenamiento. “Hicimos sombra, estiramientos, solo para calentar. La próxima semana arrancamos con lo más serio y fuerte. Todavía no nos hemos reunido, a mí no me han dicho nada sobre ese tema del entrenador, la decisión que tome Román, bienvenida sea, solo toca seguir trabajando fuerte”, explicó Hernández.

El cuatro veces campeón mundial aseguró que todavía tiene pendiente un viaje a Japón, donde pretende reunirse con Akihiko Honda y también confirmó su presencia en la Convención Anual que el Consejo Mundial de Boxeo, (CMB), celebrará en Florida, del 5 al 12 de diciembre. Sobre la posible revancha con el mexicano Carlos Cuadras, González dijo que “no hay nada de esa pelea, no hemos negociado nada”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus