•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Para el exbicampeón mundial de boxeo, Rosendo Álvarez, el papá de Román “Chocolatito” González ya no tiene nada qué enseñarle como entrenador, sobre todo si se toma en cuenta que el tetracampeón se encuentra en un nivel más exigente y que a inicios del próximo año podría enfrentarse nuevamente con el mexicano Carlos Cuadras para la defensa de su corona en las 115 libras.

El “Chocolatito” dio a conocer que ante la muerte de Arnulfo Obando, su adiestrador durante siete años y con quien consiguió los últimos tres títulos mundiales, su entrenamiento quedará en manos de su papá, Luis González, aunque en los ensayos que realizó el lunes en el gimnasio Róger Deshon estuvo acompañado de su preparador físico Wilmer Hernández.

“Pienso que lo dijo por respeto a su papá, pero a la hora de una pelea grande no lo veo (a Luis González) como buen entrenador, no le veo la astucia para planificar una pelea con Carlos Cuadras”, señaló Álvarez.

El exbicampeón mundial de boxeo estuvo la tarde de este martes en las instalaciones de El Nuevo Diario como invitado de la primera de una serie de transmisiones en vivo que este rotativo estará realizando de martes a jueves sobre diversos temas a las 3:30 pm a través de la herramienta Facebook Live.

Si no es su papá ¿Quién?

Álvarez opinó que un entrenador del “Chocolatito” debe ser serio en su trabajo, capaz y valiente para elaborar una estrategia eficaz u hacerle ver sus defectos. En ese sentido señaló a Gustavo Herrera, el primer entrenador de Román, y a Guillermo “Polvorita” Martínez.

Incluso sugirió que sería una buena idea que Wilmer Hernández, el actual preparador físico del tetracampeón, pasara a ser su entrenador, ya que llevan varios años trabajando juntos. Y es que a juicio de Álvarez, comenzar de cero con un adiestrador puede ser muy complicado porque debe haber confianza.

Respecto a contratar a un entrenador extranjero, Álvarez dijo que no es lo más conveniente porque estos cobran mucho dinero y los buenos que hay ya tienen otros compromisos.

Sin embargo, mencionó que Rigoberto Garibaldi, el panameño que lo entrenó y con quien alcanzó sus dos títulos mundiales, es una buena opción.

Rosendo Álvarez también se refirió a la pelea que podría tener el “Chocolatito” con Carlos Cuadras el próximo año para la defensa del título mundial en las 115 libras.

“Ahora cuadra se va a parar, no va a correr (…) ya vio que hace daño, así que va a venir a rifarse y Román tiene que estar en muy buenas condiciones físicas y trabajar el jab izquierdo y no solo contragolpear”, estimó.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus