•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Alivio, así puede resumirse la situación de la selección argentina después de que emergiera de la tumba resucitada por la magia salvadora de un imparable Lionel Messi con una goleada ante Colombia que la puso de nuevo en carrera a Rusia-2018.

Qué sería de esta selección sin Lionel Messi es algo que los argentinos no quieren imaginar y mucho menos el entrenador Edgardo Bauza.

La victoria 3-0 lo tuvo como protagonista excluyente con un gol de tiro libre y dos asistencias perfectas para Lucas Pratto y Ángel Di María.

En el peor momento del equipo la 'Pulga' volvió a hacer magia y enderezó un rumbo que iba derecho al precipicio.

Pero tampoco se trata de dormir tranquilos. Argentina vuelve a poner los pies adentro del plato, pero en un quinto lugar que le da derecho a la repesca con el ganador de Oceanía. Sigue en la zozobra.

En la próxima fecha en marzo deberá enfrentar a un rival directo como Chile, en el cuarto puesto con 20 puntos, apenas a una unidad de ventaja. Y luego pasar la siempre difícil prueba de jugar en la altura de La Paz ante Bolivia, alejado de toda aspiración.

Pese a ello el triunfo llega en el momento justo y representa mucho más que un lugar en la clasificatoria. Es un respiro para un equipo en crisis cuestionado por su falta de carácter y de fútbol, dos pecados mortales para los pasionales hinchas argentinos.

También es un salvavidas para Bauza cuya continuidad al frente de la selección se llegó a poner en duda ante la eventualidad de otra derrota tras el bofetazo que le dio el líder Brasil la fecha pasada. Pero en aquél caso ni Messi salvó las papas.

"Lo que hay que hacer es tranquilizarse, este fue el mejor partido que jugamos, sobre todo defensivamente, pero hay mucho por hacer", dijo un cauto Bauza, por aquello de que una mariposa no hace verano.

Messi también demostró carácter fuera del campo de juego. Se puso al frente de la rebelión del equipo contra la prensa después de que un periodista acusara por redes sociales a Ezequiel Lavezzi de haber consumido marihuana en la concentración.

"Hemos tomado la decisión de no hablar más con la prensa", dijo Messi al denunciar reiteradas "faltas de respeto" tras el diluvio de críticas que recibieron luego de la derrota en Belo Horizonte.

"Sublime", "Agudo", "Todopoderoso", la prensa local se rindió a sus pies este miércoles colmándolo de elogios.

Pero aunque Messi encandile y el triunfo traiga un momento de éxtasis, Argentina sigue con los pies enredados.

"Resulta indispensable aclarar que lo ocurrido anoche no va a pasar siempre, la genialidad no es permanente y tiene que estar apoyada por un equipo que la permita", recuerda el exfutbolista de la Albiceleste Diego Latorre desde una columna del diario La Nación.

Y es que más allá de Messi las dudas siguen y los cuestionamientos al equipo también. Por caso el ingreso de Gonzalo Higuaín en el segundo tiempo fue acompañado por una silbatina, que también recibieron otros, como Sergio Agüero, cuando se lo nombró en la formación.

"El triunfo reparador no nos da permiso para esconder la basura debajo de la alfombra: la selección está en un momento de inflexión, delicado, caminando por una cornisa peligrosa", resumió el diario deportivo Olé.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus