Haxel Rubén Murillo
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El martes pasado, el dos veces campeón mundial de boxeo Rosendo Álvarez estuvo como invitado especial en la primera transmisión oficial en Facebook Live, de una serie de tres que El Nuevo Diario realiza de martes a jueves semanalmente.  Román “Chocolatito” González y su cambio de entrenador fue el enfoque principal de la conversación.

Para Rosendo, no es lo mejor que Román nombrase a su padre como su entrenador oficial, tras la pérdida de Arnulfo Obando. Ambos coincidimos en que lo mejor sería dejar a Wilmer Hernández, pero si la confianza no es plena en el muchacho preparador físico, hay que analizar opciones a nivel nacional o ver fuera de nuestro país quién es el más adecuado. 

En la lista de Rosendo entre los nacionales, el primero es Gustavo Herrera, siempre y cuando no pongan a Wilmer. Pero al mencionarle el nombre de Ignacio “Nacho” Beristáin, mexicano entrenador de Juan Manuel Márquez, Álvarez contestó inmediatamente que ni el azteca ni Freddie Roach, adiestrador del filipino Manny Pacquiao, serían las mejores opciones, porque ellos ahora solo están para guiar y no enseñar. Pero no todo quedó ahí, el bicampeón mundial fue más lejos y sugirió a Rigoberto Garibaldi.

El panameño fue entrenador de Rosendo hace muchos años. Dirigió al “Búfalo” contra el azteca Ricardo “Finito” López en dos combates memorables de los pesos mínimos. Ciertamente, Garibaldi no es una mala opción en caso de que finalmente no pongan a Hernández, quien para mí sigue siendo el más adecuado. El punto es ver qué tanto interés tiene Román en invertir dinero y dejarse preparar por alguien con una escuela diferente a la nicaragüense.

La bolsa no creo que sea un problema, si en un dado caso Román decidiera contactar a Garibaldi. Estoy casi seguro que Rigoberto aceptaría ganar un 5 por ciento sobre el monto de la bolsa de González, además que podría venir a vivir a Nicaragua si la situación lo amerita. Por eso creo que no es una mala opción, incluso Garibaldi hasta podría trabajar en alguno de los gimnasios de Managua en sus tiempos libres. Nicaragua no es un país desconocido para él y le gusta.

Grandes campeones como Alexis Argüello, Rosendo Álvarez y Ricardo Mayorga, en alguna ocasión, decidieron probar con entrenadores extranjeros. Un peleador como Román, que está en un nivel altísimo en estos momentos, no sería malo que intente caer en otras manos, pero lo más importante es que Garibaldi sería un factor de seguridad en lo que a disciplina se refiere. 

Ojalá que pronto decidan definitivamente quién será el entrenador en jefe del mejor púgil del mundo. Wilmer sigue siendo la opción más adecuada a mi criterio, sin embargo, lo que sugiere Rosendo es razonable. Un adiestrador barato, responsable, de calidad, experimentando y muy disciplinado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus