•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Madrid visita mañana al Atlético de Madrid en el choque estrella de la 12ª jornada de la Liga española, que lidera el equipo blanco, al que una victoria seguiría manteniendo en solitario en la punta de la clasificación.

El técnico blanco, Zinedine Zidane, intentará mantener la invencibilidad de su equipo en Liga, que no pierde un partido, precisamente desde que cayera ante el equipo de Diego Simeone el pasado 27 de febrero (1-0), en su primer derbi como entrenador merengue.

Pero no lo tendrá fácil ante un Atlético, cuarto de la clasificación a seis puntos de los blancos, que no ha vuelto a perder un derbi liguero ante los merengues desde su derrota 2-1 en abril de 2013 en el Santiago Bernabéu (tres victorias y un empate).

Tanto Zidane como Simeone miran al derbi pendientes de la enfermería, aunque parece que podrán contar con sus principales figuras.

En el equipo blanco, el central Sergio Ramos ha vuelto a entrenarse con el grupo tras su esguince de rodilla sufrido el 9 de octubre y apunta a que podrá estar en el derbi, mientras en la delantera, Karim Benzema, que fue baja en el partido ante el Leganés en la 11ª jornada liguera por molestias en los isquiotibiales, también debería estar disponible.

Luka Modric, que ya jugó unos minutos ante el Leganés tras recuperarse de su operación de rodilla, está listo, mientras la presencia del brasileño Casemiro sigue siendo una completa incógnita.

Además del alemán Toni Kroos (que no reaparecerá hasta 2017), el que será baja segura para el derbi es el delantero Álvaro Morata, después de que el Real Madrid haya confirmado este miércoles que sufre una lesión en el “bíceps femoral” que podría poner en peligro, incluso, su participación en el Mundial de Clubes (del 8 al 18 de diciembre). 

Seguir en la pelea 

Por el lado rojiblanco, las alarmas saltaron tras abandonar su goleador Antoine Griezmann la concentración de la selección francesa por una lesión en el pie, aunque está teniendo “una buena evolución”, según el club.

Griezmann, que lleva seis goles en Liga dos menos que los “pichichi” Luis Suárez y Leo Messi, espera estar ante el Madrid, pero la duda persiste.

“No es demasiado serio pero tengo que trabajar mañana, tarde y noche”, dijo Griezmann, con vistas al que será el último derbi que se juegue en el Vicente Calderón antes de que el Atlético se mude en verano a su nuevo estadio de La Peineta, en el este de Madrid.

“No es un partido más por la distancia que nos separa. No es una final, porque queda mucho, pero es un partido muy importante para nosotros”, dijo el lunes el Atlético, Gabriel Fernández “Gabi”, ya que una derrota descolgaría a su equipo a nueve puntos del líder.

“Si ganamos estaremos otra vez en la pelea”, añadió el capitán rojiblanco. Una derrota de los blancos podría hacer que se vieran superados por el Barcelona (2º a dos puntos de los blancos) si los azulgrana ganan mañana al Málaga (10º).

El Barcelona sigue sin poder contar con dos imprescindibles como Gerard Piqué y Andrés Iniesta, pero parte como favorito indiscutible ante un Málaga que no ha ganado ninguno de sus cinco partidos a domicilio esta temporada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus