•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La barra india espera por la aparición en escena de Cheslor Cuthbert para regresar a las tribunas. Es solo una sospecha. Anoche, el Bóer fue un equipo abandonado por sus seguidores en la estación de trenes de Macondo y condenado a la soledad, la tristeza y la derrota. Su pitcheo, con brazos de cartón, no pudo resistir. Los Tigres con un ataque de 17 imparables, sobresaliendo los dos trancazos
conectados encima de las verjas por Curt Smith, se impusieron 10-5.   

Después del primer cero colgado por el dominicano Ramírez en este beisbol, el Bóer aprovechó el golpe de Ernesto Glasgow al primer bateador, el debutante cubano Michael Cáceres, para adelantarse 1-0 con el profundo doble impulsador de Jilton Calderón. El pitcher costeño reaccionó eliminando a Frías, Urbina y Mateo, y en el inicio del segundo, los Tigres no perdonaron el desajuste de la defensa india, que con dos errores sobre jugadas sencillas, uno del inicialista Janior Montes y otro del short Vladimir Frías, abrió las puertas para sufrir una arremetida de tres carreras, consecuencia del hit productor de Montiel, un fly de sacrificio de Dashenko y cohete del encendido Rayo. Tres carreras sucias, pero que establecieron una diferencia de 3-1 a favor del Chinandega.

EQUILIBRIO FUGAZ

Glasgow no tuvo tiempo de montar en su caballo, y en un ligero parpadeo, vio esfumarse esa ventaja en el cierre del segundo episodio. Hit de Wilfredo Giménez y triple de Javier Robles después del ponche a Montes, acercaron al Bóer 3-2, y el hit de Cáceres con dos outs, equilibró la pizarra 3-3. El pitcheo inseguro de cada lado, facilitaba darle forma a constantes amenazas, y Chinandega se fue arriba en cuarto agregando par de carreras por hit de Dashenko, doble de Ismael Munguía y cuchillada del short Samson. ¡Cómo dolió en ese momento la frustración india malogrando una excelente posibilidad en el tercero, dejando parqueado en la antesala a Frías, quien disparó un triple con un out!

El jonrón abridor de Curt Smith en el quinto, estiró 6-3 la ventaja de los Tigres, y al mismo tiempo, agrandó la preocupación del mánager indio Juan Padilla alrededor del brazo de Ramírez, decidiendo sacarlo del escenario después del hit de De Caster y potente roletazo de Marval. Entró Róger Marín y supo contener la agresividad del Chinandega en los innings cinco y seis, pero en el séptimo, fue víctima de la furia de Curt Smith quien disparó su segundo jonrón del encuentro y el número 7 en el torneo, y continuó saltando entre las brasas luego de soportar los hits consecutivos de Yurendell y Marval.

JAQUE MATE

El Chinandega sacó máximo provecho fabricando cuatro carreras con el aporte de los cañonazos de Edgar Montiel, William Rayo e Ismael Munguía. No más le dijeron a Marín y entró Fulvio Delgado para sacar el tercer out. La ventaja de los Tigres 10-3, se veía aplastante, pero la tribu, envió una señal resistiéndose a tirar la toalla cuando llenó las bases sin out en el cierre, logrando marcar dos carreras. Con seis outs pendientes, la distancia 10-5 seguía siendo larga, aunque no tan drástica.

La atrapada de Munguía proyectándose hacia delante sobre batazo de Robles, y dos brillantes jugadas de Mateo en tercero, fueron pincelazos no apreciados en una noche triste por la falta de público.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus