•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El derecho a ser descrito como el mejor peleador libra por libra en el mundo estará en la línea esta noche cuando el estadounidense Andre Ward y el ruso Sergey Kovalev se enfrenten en Las Vegas en una batalla de invictos.

Ward, campeón olímpico en Atenas-2004 y exmonarca mundial de peso supermediano, tiene como objetivo conquistar las tres coronas de peso semicompleto que posee Kovalev en una pelea largamente esperada la T-Mobile Arena.

El combate, a 12 asaltos, se presenta como un batalla para determinar quién merece ser considerado como el mejor peleador del planeta. Ayer, ambos púgiles superaron la báscula al marcar parejo 175 libras.

Mientras algunos críticos señalan que no se deben olvidar a otros púgiles también invictos como el nicaragüense Román “Chocolatito” González, campeón mundial de cuatro divisiones, la mayoría se inclina por apostar fuerte a este combate Ward-Kovalev.

Para Ward (30-0, 15 nocauts), la lógica es simple. Tanto él como el ruso Kovalev (30-0, 26 nocauts) han derrotado lo mejor de sus divisiones y es por eso que la etiqueta de libra por libra está justificada.

“Es difícil decirlo definitivamente, pero creo que sería realmente muy difícil de argumentar en contra (de que el ganador sea llamado el rey libra por libra)”, dijo Ward.

“Estoy diciendo esto basado en nuestros currículos y basado en el hecho de que ambos estamos dispuestos a subir y enfrentarnos en esta etapa de nuestra carrera”, añadió.

“Ambos estamos 30-0 y ambos tenemos mucho que ganar y mucho que perder. Creo que el ganador de esta pelea debe ser el libra por libra número uno”, agregó el estadounidense de 32 años de edad.

Kovalev, de 33 años, que derrotó a todo el que se le ha enfrentado en su división gracias al poder brutal en ambos puños, dice estar preparado para la “guerra”.

“Esta pelea es una gran oportunidad para los dos de mostrar al mundo del boxeo quien es el mejor libra por libra”, dijo Kovalev.  “Va a ser una guerra entre nosotros”. indicó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus