Harold Briceño Tórrez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde la colina, ya sea vistiendo el uniforme del Frente Sur o de los Gigantes de Rivas, el dominante tirador Juan Bermúdez le hace señas coquetas a la selección nacional. Este muchacho, que apareció en la pasada edición del Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares, no se cansa de mostrar obediencia de su brazo y la inteligencia con la que se desempeña en la loma de los infartos.

Bermúdez, muchacho valiente, ha tenido un gran inicio en la décima segunda edición de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN), demostrando que su talento no es producto de la casualidad. Este carabinero, originario de una comunidad de San Juan del Sur, se adueñó del título de Novato del año en el Pomares gracias a sus impresionantes cifras. En 114.1 innings lanzados permitió 28 carreras, de las cuales solo 18 fueron limpias, lo que le permitió tener una efectividad de 1.42. Además tuvo balance de 8-3 con dos juegos salvados. A ese dominio escalofriante agréguenle que no permitió ni triple ni jonrones.

Esa actuación le valió para que los Gigantes lo tomaran en cuenta en su roster de la Liga Profesional, en la que no tardó en mostrar su dominio, llegando a sostener una racha de más de 10 episodios sin permitir carreras. Hasta antes de las últimas dos jornadas de ayer, presentaba una efectividad de 0.73 por una carrera en 12.1 entradas. Sus actuaciones ante peloteros profesionales solamente son una certificación de su talento y que debe ser considerado como futuro miembro de la selección nacional, necesitada siempre de brazos seguros y dominantes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus