•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el amanecer de hoy, los Tigres de Chinandega despertaron en la cúspide de la Liga de Beisbol Profesional Nacional, LBPN. El conjunto felino, en territorio enemigo, el estadio Yamil Ríos Ugarte, con un rally mortífero de cuatro carreras en el inning 11, se impuso 6-2 a los Gigantes de Rivas, ahora escoltas de los occidentales.

El desafío se caracterizó por el dominio de los abridores y también el buen trabajo de los relevistas. Fue en la apertura del décimo primer episodio que flaqueó Francisco Valdivia. El pistolero, originario de Matagalpa, regaló pasaporte a Osman Marval y cedió hit de Edgar Montiel, lo que provocó su salida de la colina con un out. Entró Wilfredo Pinner con la misión de soportar el embate felino y no pudo. Dashenko Ricardo disparó hit impulsador que rompió el empate, César Díaz ligó otro imparable empujador, mandando a las duchas a Pinner. Con el juego 4-2, entró José Luis Sáenz, permitiendo doble empujador de Samson. Chinandega anotó su sexta carrera por error del jardinero izquierdo. 

Pitcheo domina

Apostando a la agresividad y velocidad de sus corredores, los Tigres tomaron la delantera 1-0 en solo el primer episodio. El chavalo Ismael Munguía pegó hit al jardín central, se robó segunda, llegó a tercera por rola de Jimmy González y anotó por wild pitch del pistolero venezolano Paul Estrada.

Fue hasta en el quinto episodio que los Gigantes ripostaron y empataron el desafío. Con dos outs, Mark Joseph se embasó por error del parador en corto Nathan Samson, se robó segunda y otra garrafal pifia de Samson le permitió igualar las acciones 1-1. En el cierre del séptimo, Rivas recobraría la ventaja por golpe al emergente Justo Rivas, doble de Joseph, más error del jardinero izquierdo. 

Pero la alegría de los sureños fue efímera, porque Chinandega otra vez empató el juego 2-2 en la alta del octavo inning. Estrada dejó el montículo tras 7 sólidos episodios de seis imparables y una carrera. En el lugar de Estrada apareció Evertz Orozco abriendo la entrada, cuatro bases por bolas (dos golpes) propiciaron la igualdad en ese momento, previo a la sentencia de los Tigres en el inning 11.  

Por Rivas hizo un gran trabajo Marcos Frías, el serpentinero abridor que lanzó 7 innings de seis hits y par de carreras. Al final ganó Junior Téllez, conquistando su tercer triunfo sin derrota del año. Téller lanzó 2.2 entradas sin anotaciones. Perdió Valdivia. Lo único que celebró Rivas fue que Wuilliam Vásquez extendió a 18 su racha de juegos consecutivos conectado de imparable.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus