•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Croacia y Argentina terminaron con empate 1-1 el primer día de su final de la Copa Davis, ayer en Zagreb, después de
que sus respectivos líderes, Marin Cilic y Juan Martín Del Potro, cumplieran ganando sus respectivos partidos.

Abrió fuego Cilic, sexto del mundo, que sufrió mucho más de lo esperado para deshacerse de Federico Delbonis, 41º de la ATP, en cinco sets, por 6-3, 7-5, 3-6, 1-6 y 6-2.

Con la presión de no poder fallar, Del Potro (38º del ránking) resistió los pelotazos del mejor sacador del circuito, Ivo Karlovic (20º), al que superó en cuatro mangas, por 6-4, 6-7 (6/8), 6-3 y 7-5.

“Tanto Fede (Delbonis) como Juan Martín hicieron buenos partidos. Fede no pudo ganar, pero hizo un gran partido. El de Juan Martín fue un partido difícil”, resumió el capitán del equipo argentino, Daniel Orsanic, al término de la jornada.

Del Potro estuvo un poco menos de tiempo sobre la pista que Cilic (3h18 por 3h30), un dato a tener en cuenta para ambos de cara a su estado físico para su gran duelo de mañana y para su eventual participación el sábado en el encuentro de dobles.

La decisión sobre la dupla de dobles de cada equipo se tomará definitivamente hoy, ya que los capitanes tienen la posibilidad de realizar los cambios que consideren oportunos entre los integrantes de su plantel.

Las victorias de Cilic y Del Potro respetaron por lo tanto la lógica y la batalla por la ‘Ensaladera’ continúa abierta en un Arena Zagreb que vivió el primer día como una olla a presión y con la presencia de Diego Maradona como hincha entusiasta de los argentinos.

Rompe su “maldición”

Del Potro, amigo personal del ‘Pelusa’, ganó su primer partido en una final de la Copa Davis, después de las derrotas que había registrado en las finales de 2008 y 2011, rompiendo esa “maldición”.

Su partido ante Karlovic fue tedioso para el espectador. El croata lo apostó todo a la potencia de su saque y apenas hubo peloteos, con puntos cortos donde la fuerza primaba sobre la técnica.

Pese a las dificultades encontradas ante el gigante de 2,11 metros, Del Potro pudo aprovechar sus pocas oportunidades de quiebre para imponerse por 6-4, 6-7 (8/6), 6-3 y 7-5.

“Sabía que tenía que ser paciente, estar calmo todo el tiempo para buscar las chances para quebrarle”, afirmó el jugador tandilense.

Del Potro tiene tomada la medida a Karlovic, al que ha superado ahora en cinco de sus seis enfrentamientos. Solo cayó ante el gigante croata en una ocasión y fue en la primera, en 2007 en el torneo sobre hierba de Nottingham.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus