•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El excampeón mundial de boxeo, José “Quiebra Jícara” Alfaro, viajó a Filipinas hace una semana con la esperanza de dar una sorpresa la madrugada del sábado en Nicaragua ante el local Jason Pagara, pero el pugilista pinolero no pudo.

Alfaro no tuvo tiempo de acomodarse sobre el ensogado y Pagara, un peleador que demostró ser mejor en técnica, efectividad en sus golpes y con grandes proyecciones, logrando vencer a Alfaro en el primer asalto, cuando el encuentro estaba pactado en 140 libras a 10 rounds.

Pagara fue un huracán en el minuto y medio que duró la reyerta, golpeando a su gusto y con mucha contundencia la humanidad del peleador nacional, que dejó en evidencia una vez más su frágil defensa y la poca movilidad que lo han caracterizado para esquivar las descargas de sus oponentes.

El filipino mejoró a 40 victorias, de ellas 25 por la vía del cloroformo y acumula 2 reveses. Mientras el púgil originario de Nagarote, León, quedó con 28 triunfos, 24 por la vía del nocaut, 11 tropiezos y un empate.

SEGUNDA VÍCTIMA

José Alfaro se convirtió en la segunda víctima del gladiador filipino, quien el año pasado también había despachado por la misma vía al también pinolero Santos “El Toro” Benavides.

Para “Quiebra Jícara” fue una derrota más en el extranjero, donde no gana desde el 2007, cuando se coronó monarca ligero ante el tailandés Prawet Singwancha.

Con esta nueva derrota, lo que queda demostrado para “Quiebra Jícara” es que está exponiendo su físico ante peleadores de mayor nivel y con un futuro prometedor sobre el tinglado, mientras para él la ventaja de aceptar estos retos son las bolsas.

Ahora Alfaro regresará al país y con la nostalgia de no encontrar a su papá, Fernando Alfaro Bustamante, quien fue un soporte en su vida y lo alenté a seguir este duro deporte en el cual solo quedan los recuerdos de haber sido duelo de la corona ligera de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus