•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Estelí salió del Estadio Nacional sintiéndose casi campeón la noche del sábado. No pudo salir campeón del coloso capitalino porque le faltó una pizca de suerte, se desbordó en misericordia, derrochando y fallando oportunidades. Además Gregorio “Goyo” Torres falló un penal contra Denis “´Pulpo” Espinoza, el cual debió significar el triunfo contra el Walter Ferretti.

Los rojinegros necesitaban un triunfo para llegar a la última jornada de la cuadrangular con serias aspiraciones a forzar una final contra el “Tren del Norte”. El empate solo les sirve para continuar en el segundo puesto con 8 puntos, a uno del Estelí, manteniendo vivas las esperanzas de ocurra un milagro en la última jornada: que los norteños sucumban en el Independencia contra la UNAN y el Ferretti derrote a los Caciques del Diriangén en San Marcos. La posibilidad matemática es real, pero con un porcentaje mínimo de convertirse en realidad. 

La posibilidad se visiona complicada, no tanto porque la UNAN no tenga la capacidad de conquistar el Independencia, sino que lo que preocupa es el Ferretti. A este equipo le falta creatividad, genera poco juego, cede la posesión de la pelota y le falta contundencia cuando se trata de aprovechar las mínimas ocasiones de gol que se le presentan. Para nadie es un secreto que a nivel individual sus jugadores tampoco pasan por un buen momento. El sábado sobrevivieron a pesar de dos expulsiones, postergando la crónica de una muerte anunciada.

Ahora Estelí tendrá todo a favor para graduarse en su estadio. Ante la UNAN es amplio favorito para imponerse el fin de semana próximo, salvo que ocurra un desastre inesperado. El Ferretti tendrá que encender las veladoras, rezar por un tropiezo de los norteños y triunfar obligadamente contra los Caciques.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus