•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace 57 años, don Salvador Castro, nació en San Francisco Libre. Siendo un infante de 8 años, él junto a sus padres viajó a Managua buscando un mejor porvenir, estableciéndose en la capital, la cual se convertiría en su hogar el resto de su vida. Sin embargo, don Salvador no olvidó sus raíces, en su corazón siempre mantuvo el deseo ferviente de regresar y darles una alegría a los niños del municipio de Managua que lo vio nacer.

Don Salvador es un apasionado del deporte. Desde pequeño practicó el beisbol en los predios de Bello Horizonte. De la mano de un entrenador peruano, Fernando Valverde, aprendió a batear, fildear y también a ser lanzador. La disciplina la heredó su hijo, el reconocido pelotero de los Dantos y Oriental de Granada, Ofilio Castro. Finalmente, don Salvador regresó este sábado a San Francisco Libre, donde inauguró una Liga de Beisbol de 32 equipos distribuidos en cuatro categorías, que van desde los 5 hasta los 16 años.

Organizar el torneo que finalizará en la primera semana de enero no fue nada fácil. Don Salvador tocó muchas puertas, muchas no quisieron abrir y sumarse al pequeño proyecto de este torneo. Afortunadamente don Salvador contó con el apoyo de muchos amigos, también del ejército de Nicaragua y un patrocinador privado. 

JC Ramírez, presente

La actividad estuvo engalanada por la presencia del ligamayorista, Juan Carlos Ramírez y por supuesto de Ofilio, quien apoyó la idea de su padre. “Los niños estaban muy contentos, se tomaron fotos con estas dos personalidades del deporte nacional. Fue una actividad muy bonita, se hizo un desfile de los equipos”, comentó don Salvador.

Los 32 conjuntos quedaron distribuidos de la siguiente forma: 9 son del puerto San Francisco, un conjunto es de la comunidad La Trinidad, tres de Pochotillo, uno de Mayro, tres de Telpochapa, tres del Obraje, dos del Naranjo, uno del Piche, tres combinados del Santa María, tres del Laurel Galán, dos de La Mojarra y uno de Santa Rosa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus