•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ignorados los fantasmas del pasado y asegurado el entusiasmo necesario para seguir batallando en persecución de sus sueños, el aguerrido Everth Cabrera, modelo 2016, está listo para debutar hoy en la Liga Profesional, formando junto al chavalo Cheslor Cuthbert una llamativa llave de doble play en los Indios del Bóer.

En horas de la tarde de ayer, los directivos de la Tribu capitalina confirmaron la inscripción del pelotero nandaimeño y anunciaron para hoy, a las 11:00 a.m., la entrega del uniforme, dejando listo el escenario para que Cabrera debute esta noche en el duelo que enfrentará a los Indios con los Gigantes de Rivas en el Estadio Nacional Denis Martínez.

Luego de tres meses de rehabilitación y más de una semana de exigente preparación en el coloso de la capital, el líder de bases robadas de la Liga Nacional en el 2012 (con 44 estafas) está preparado para iniciar una nueva aventura en la pelota casera, manteniendo su mirada con dirección hacia el mejor beisbol del mundo. “Quiero comenzar desde abajo, dando pasos lentos pero firmes”, comentó Cabrera en uno de esos días de arduo entrenamiento.

Lea: Cabrera, el humano

La posición

Durante su estadía en Grandes Ligas, Everth exhibió sus cualidades defensivas como jugador de las paradas cortas. Sin embargo, este año, cuando jugó por un leve tiempo con los Tiburones de Granada en el Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez, lo hizo como segunda base, posición que no podría ocupar, a menos en los primeros días de su retorno, por la presencia de Cheslor Cuthbert, quien hasta el final de su estadía con los Indios deberá resguardar esa posición según la condición puesta por los Reales de Kansas City. Everth Cabrera

Por la experiencia de Everth y la inseguridad mostrada por Vladimir Frías en el short stop, cometiendo ocho errores en lo que va del campeonato, el de Nandaime podría adueñarse de las paradas cortas. Entonces, Frías, que se ha convertido en una los bateadores más incidentes de la Tribu, pasaría a la tercera almohadilla, obligando a que Daniel Mateo, artillero que batea para .333, sea enviado a cubrir la primera almohadilla. 

Otra opción sería que Cabrera, a causa de su inactividad como short stop, aparezca en el line-up de los Indios como bateador designado, medida que le permitiría gozar de más tiempo de entrenamiento y presentarse así de mejor forma a la defensa de su posición habitual. Sin embargo, esta opción privaría de verlo funcionando con Cheslor en las jugadas de doble matanza. Por ahora, todo lo que pueda ser escrito son especulaciones, la última palabra la tendrán el mánager y los directivos del Bóer.

En la profesional

Antes de ascender a las Grandes Ligas, Everth Cabrera había jugado tres temporadas en la Liga Profesional de Nicaragua. El nandaimeño jugó en las ediciones de 2004-2005, 2005-2006 y 2006-2007. En la primera militó con el conjunto de León y las dos últimas con los Indios del Bóer. En resumen bateó para .250, producto de 41 imparables en 164 turnos. De sus incogibles dos fueron dobletes, cuatro triples y un cuadrangular. Además, recibió 25 bases por bolas, se ponchó 15 veces, anotó 32 carreras y empujó 10.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus