•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A David Morales se le había caído un combate contra Winston Campos este mes. En medio de la frustración, el apodado “Piolín” aseguró que no pelearía más este año, sin embargo, un chispazo de suerte le dio una nueva oportunidad, de mayor importancia y en otro país. Ayer, el pugilista empacó maletas y tomó un avión que lo llevaría rumbo a España, donde enfrentará a Jerobe Santana, estando en juego el título mundial juvenil 135 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

El combate se realizará el próximo viernes 2 de diciembre en la Arena Gran Canaria, Las Palmas. En ese sitio el nicaragüense intentará sorprender. Se fue a España con todas las desventajas posibles: viajó sin entrenador, peleará en territorio enemigo y tiene la obligación de ganar de forma contundente, de lo contrario, sus posibilidades de triunfar por puntos prácticamente son mínimas.

¿Quién es Santana?

Jerobe, de 24 años de edad y nacido en Las Palmas, es apodado “Chocolatito”, como el tetracampeón nicaragüense Román González. El púgil europeo debutó en el boxeo profesional el 8 de febrero de 2014, noqueando a Ignasi Caballero. Desde entonces solamente suma éxitos, ostentando récord de 13 triunfos, 4 por la vía del nocaut.

Durante el 2016, Santana ha conseguido tres victorias, la más reciente fue en agosto contra el nicaragüense Geiboord Omier, a quien venció en dos ocasiones. Los rivales que ha enfrentado el español no son de calidad exuberante, lo que da para pensar que “Piolín” podría dar una sorpresa, incluso es probable un triunfo por nocaut. La pegada es la mayor virtud de David, sus números así lo reflejan: 13 victorias (12 nocauts) y 5 derrotas. Pero peleará en 135 libras, una categoría en la que pocas veces ha peleado, debido que ha combatido mayormente en las 126.

Morales admitió que ha visto videos de su rival y “analizando cada uno de sus movimientos”, considera que tiene la capacidad para derrotarlo. “Es un peleador rápido, pero le duelen muchos los golpes a los bajos. Ya que mi pelea contra Winston Campos se suspendió no dejamos de entrenar porque teníamos este compromiso, me siento fuerte ahorita, me voy en el peso (135) para comer un poco de frutas en el avión”, comentó el nica antes de emprender el vuelo hacia España. “Voy solo, sin entrenador, ya que el boleto a España es caro”, agregó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus