•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde que se anunció la integración de Kevin Durant en los Golden State Warriors, muchos pronosticamos que esta sería una temporada regular sin muchas sorpresas por el gran desequilibrio que esto significaría en la competencia. Estos Warriors venían de convertirse  en el equipo más ganador de la historia de la temporada regular 73-9 superando los 72-10 conseguido por los Chicago Bulls de Michael Jordan. Aun cuando se quedaran cortos en la búsqueda del campeonato, los Warriors lograron colarse en el debate de los mejores de equipos de todos los tiempos.

El también MVP y cuatro veces líder encestador Durant se unió a Stephen Curry, quien ha sido MVP en dos temporadas de manera consecutiva y el único que lo ha ganado por unanimidad en la historia. También en sus filas se encuentra  el otro “Splash Brother”, Klay Thompson, un jugador determinante y certero en sus tiros. Además del controversial Draymond Green, un jugador que viene de ganar los Olímpicos al lado de Thompson y quien ha sido considerado el alma de este equipo, incidente tanto en la ofensiva como la defensiva.

Los Warriors que después de haber perdido dos juegos al inicio de la temporada contra los místicos Spurs sin Duncan y los jóvenes Lakers sin Kobe, desde entonces parecen haber encontrado la química con sus 12 triunfos en fila, adueñándose del primer lugar de la liga con sus 16-2, nada que no pudiéramos predecir, liderando del departamento de asistencias (47 en un solo partido, un récord), puntos anotados, bloqueos y porcentaje de tiros. 

¿Cumplirán pronósticos?

De quedar campeones estarían cumpliendo con los pronósticos que lo ubican favoritos aun sobre los actuales monarcas Cleveland Cavaliers, sin embargo, de perder estarían pagando el alto precio de la historia de ser uno de los mayores fracasos, tal y como sucedió con aquellos Lakers de los 4 fantásticos Malone, Payton, Shaq y Kobe que se quedaron cortos en su búsqueda del título. La pregunta del millón sigue siendo si esa química podrá estar ahí en los momentos decisivos.

Una buena oportunidad para ver lo que nos podría esperar en una tercera final consecutiva entre Cavs y Warriors la tendremos el día navideño 25 de diciembre cuando enfrenten a unos Cavs que se encuentran pisándoles los talones y dominando el este con su balance de 13-3. Lo interesante es ver que sus tres grandes están funcionando bien con Irving promediando 24.5 puntos, Lebron James 23.5 y Kevin Love 21.8) incluso anotando (34) en un solo cuarto, nuevo récord contra los Blazers. Los campeones tendrán que demostrar que su mensaje está claro, queremos repetir.  

La fiesta de esta temporada parece también estar animada por los Spurs  que se encuentran en tercer lugar y que se presentan por primera vez sin su famoso líder Tim Duncan y que no parecen bajar la guardia, liderados por la estrategia de Greg Popovich, Kahwi Leonard parece estar asumiendo su rol de líder acompañado de los veteranos Toni Parker, Manu Ginobilli y Paul Gasol. Tampoco hay que perder de vista a los Clippers, que con Blake Griffin, Deandre Jordan y con Cp3 Chris Paul saludables podría dificultar a muchos su pase a una final.

Lo otro impresionante que no podemos dejar de destacar es la histórica temporada de MVP que ha tenido Russell Westbrook, en 19 partidos  es el segundo máximo anotador de la liga (30.9 puntos), el segundo que más asistencias reparte (11.3) y uno de los que más rebotes captura números que solo el mítico Oscar Robertson habría conseguido, una temporada de triple dobles y que desde 1960 no habríamos visto, Westbrook podría ser el Oscar de estos tiempos y al parecer mucho tuvo que ver la partida de su excompañero de equipo Kevin Durant, pero Westbrook está enfocado en llevar a su equipo a los playoffs y si jugando así le ha funcionado para conseguir la victoria, es posible que sigamos disfrutando más de este “animal” como le llamo Lebron al felicitarlo por empatarlo en octavo lugar en la lista de más triples dobles y el que más rápido lo ha conseguido, así que prepárense 
queda mucha NBA que disfrutar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus