•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El receptor boricua Iván Rodríguez, un auténtico bulldog detrás del plato y temible en el cajón de bateo, dueño de un excedente de agallas y con mucha clase, ganador de 13 guantes de oro, 14 escogencias para el Juego de Estrellas, 7 bates de plata, un premio Más Valioso, y retador de Johnny Bench, aterrizó ayer por algo más que un pelo, sin hacer escalas, en el Salón de la Fama de Cooperstown, detrás del artillero Jeff Bagwell que iluminó Houston por 15 temporadas entre 1991 y el 2005, y del formidable lead off, robador de bases fuera de serie y excelente guardabosques, Tim Raines.

Después de 1999, cuando Nolan Ryan, George Brett y Robin Yount lo lograron al mismo tiempo, fue necesario esperar hasta el 2014, año en que Greg Maddux, Tom Glavine y Frank Thomas abrieron puertas. En el 2015 lo hicieron cuatro: Randy Johnson, Pedro Martínez, John Smoltz y Craig Biggio; y en el 2016, solo Ken Griffey estableciendo récord con el 99.3 por ciento de los votos y Mike Piazza, otro cátcher de raza, ingresaron al galope.

BAGWELL ENCABEZÓ VOTACIÓN

Bagwell, con el 86.2 por ciento, la mayor aceptación de los 442 votantes, y Raines, quien se encontraba en su último intento a lo largo de 10 años, obteniendo el 86 por ciento saltando encima del 75 por ciento requerido, entraron con reconocimientos superiores al 76 logrado apuradamente por Rodríguez, quien hacía su primer arremetida contra el portón de Cooperstown. El relevista de 601 rescates Trevor Hoffman, con el 74 por ciento, se quedó corto necesitando cinco votos más, en tanto el dominicano Vladimir Guerrero, capturando 317 votos, alcanzó el 71.7 por ciento, muy cerca del aterrizaje soñado.

Iván que cuando hace unos años fue interrogado sobre las sospechas que lo rodeaban sobre el uso de lo prohibido, respondió “solo Dios lo sabe”, podría estar abriendo espacio para que la pareja de “Monstruos”, Clemens y Bonds, que avanzaron al 54.1 y 53.8 por ciento en su quinto año en la tarjeta, continúen su acercamiento en los próximos intentos con cinco pendientes. Roberto Clemente en una situación especial en 1973, Orlando Cepeda vía Comité de Veteranos y Roberto Alomar en su segunda oportunidad, son los otros tres boricuas en el Salón.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus