•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la orilla del dogout derecho del Estadio Nacional Dennis Martínez, Jordan Pavón agita su bate, el calor es incesante, pero las ganas de mostrar mejorías en el venidero Campeonato Germán Pomares Ordóñez son más fuertes que el clima. A lo lejos, cerca del jardín izquierdo también se puede divisar a Róger Marín entrenando con entusiasmo, cerca de él está Javier Robles, que limpia el sudor de su frente con la manga de su camiseta.

Los tres peloteros fueron las estrellas que iluminaron el firmamento del Bóer en el Pomares 2016 en los lideratos individuales; sin embargo, sus buenas actuaciones no fueron suficientes para que los Indios obtuvieran el título. Pavón, con sus 25 jonrones, encendió a la fanaticada india que permaneció dormida durante casi todo el torneo; Róger Marín fue el artífice de 17 victorias y 3 derrotas, máxima ganador ese año, y Javier Robles, líder en hits conectados con 153.

De cara al próximo Pomares, los tres peloteros esperan poder emular o sobrepasar las cifras que obtuvieron en la temporada anterior. Para ello están entrenado fuerte, previo al torneo, y esperan que su equipo esta vez sí pueda ser campeón.

Pegar más jonrones 

“El año pasado fue una buena temporada y estamos trabajando para emular esa cifra o superarla. Este año he trabajado mucho en el gimnasio con Rafael Mendoza y en el bateo con Jorge Luis Avellán, me siento con más confianza, más agresivo y con madurez. Mi meta este año es superar los 25 cuadrangulares”, destacó Pavón.

Jordan viene de una temporada aceptable en la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN), en la que conectó cuatro jonrones, empujó 22 carreras y bateó para .282 con el equipo del Oriental de Granada.

Mejor jugador

Javier Robles fue una pieza importante para el Bóer en el Pomares 2016, pues obtuvo el liderato de hits conectados con 153 y fue decisivo en muchos de los partidos de la Tribu. Robles espera cosechar más éxitos en el venidero campeonato o al menos mantener el ritmo. “Voy a tratar de romper la marca, esa es la meta principal en lo individual, sin embargo la meta de todos es poder llevar al equipo a la final y ganar el campeonato. Este año voy a tratar de llevarme nuevamente el liderato de hits y las carreras anotadas, si no se puede, por lo menos seguir con la misma consistencia del año pasado”, mencionó el artillero.

Jugar en la Profesional para Robles fue una experiencia que le ayudó a mejorar su nivel, pues el hecho de enfrentarse a un picheo más exigente, lo obligó a convertirse en un pelotero más selectivo y con más tacto. “Este año van a ver a un pelotero diferente, pues vengo de jugar una liga más fuerte (Liga Profesional), eso me dio más experiencia y disciplina en el cajón de bateo, ahí radicará la diferencia con respecto al año pasado”, recalcó Robles.

¿Ganará 18 juegos?

Por su parte, Róger Marín, que logró quedarse con la estafeta de pícher más triunfador del Pomares 2016 al obtener 17 victorias y 3 derrotas, no pierde la ilusión de ser un miembro más del selecto grupo de pícheres ganadores de 20 juegos. “El año pasado llegamos hasta la final, eso es meritorio a pesar de no coronarnos, este año esperamos llegar a la final nuevamente y ser campeones”, dijo el lanzador.

“Hay que pensar en lo positivo, creo que ganar 20 juegos en este campeonato es un buen récord, me estoy preparando para ello y esa es una de mis principales metas este año, voy con todas las intenciones de superar las 23 victorias que logró Epifanio Pérez en 1990, además me faltan pocos ponches para llegar a mil y ese es otro meta que me voy a trazar en esta campaña”, finalizó.

El Bóer viajará a El Rama para enfrentarse a Zelaya Central en su primera serie del Pomares, el próximo 24 de febrero. Los capitalinos podrán echar mano de sus tres principales figuras, así mismo de peloteros destacados como Juan Carlos Urbina (líder en carreras empujadas con 112) y Edgar Montiel.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus