•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como parte de la cartelera del combate entre Gennady Golovkin y Daniel Jacobs, el púgil tailandés Srisaket Sor Rungvisai continuó su impresionante carrera al propinar la primera derrota a Román “Chocolatito” González, en el Madison Square Garden.  

Srisaket ha ganado ahora 41 de sus últimas 42 peleas, mientras mejora a 42-4 en general, con un empate y 38 nocauts.

El nicaragüense, considerado uno de los mejores peleadores libra por libra del mundo, era favorito en la pelea de 12 asaltos. En el último round, el zurdo tailandés fue abucheado, porque pasó gran parte del tiempo huyendo o agarrando a González en el centro del ring. 

"Chocolatito" sufrió un par de cortes sobre su ojo derecho que sangraba profusamente a lo largo de gran parte de la pelea para dificultarle la visión.

Lea: Los 12 “asaltos”

González, que cayó a 46-1, inmediatamente dejó el cuadrilátero después de que la decisión fue anunciada sin hacer ningún comentario.

González, en su 16ª pelea por título mundial, se convirtió en campeón del mundo en su cuarta división en septiembre, al ganar por decisión unánime sobre el mexicano Carlos Cuadras.

El nicaragüense perdió la pelea a pesar de propinarle 441 golpes en comparación con sólo 284 de Srisaket.

También: La Esperanza desconsolada

¿Víctima de una pasada de cuentas?

El boxeador mexicano Julio César Chávez junior consideró que la decisión de los jueces, que vieron perder a Román “Chocolatito” González ante el tailandés Srisaket Sor Rungvisai, es porque el nicaragüense pedía una buena bolsa por sus revanchas, sin referirse directamente a la que se planeaba contra Carlos “Príncipe” Cuadras.

“Creo que el robo que le hicieron al “Chocolatito” se debe a que él ha estado exigiendo mucho dinero por las revanchas. Una decisión de negocios”, escribió Chávez junior en su cuenta de Twitter.

Chávez junior se declaró sorprendido por la decisión de los jueces.

González exigía una bolsa de un millón de dólares por pelear contra Cuadras, a quien venció en septiembre pasado.