•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tres victorias consecutivas, la última básica ante el Sevilla, y una remontada de siete puntos reubicaron al Atlético de Madrid en la lucha por la tercera plaza, impensable hace tres partidos y al alcance ahora, a la vez que se consolida en el cuarto puesto después de tres jornadas redondas para el equipo.

Mientras el Atlético ha ganado sucesivamente al Valencia (3-0), al Granada (0-1) y al Sevilla (3-1), el equipo andaluz, tercero, ha sumado dos empates (1-1 en Vitoria y 1-1 con el Leganés) y la citada derrota en el Vicente Calderón; la Real Sociedad, quinta, ha perdido dos de los tres encuentros; y el Villarreal, sexto, uno de ellos.

El resultado, trasladado a la clasificación, ha sido sensacional para el conjunto rojiblanco, que ha pasado de los nueve puntos a los que veía desde la distancia al Sevilla en la jornada 25, su mayor desventaja respecto al tercer puesto desde 183 jornadas antes, desde la 32 del curso 2011-12, a solo dos con diez duelos por jugarse. No estaba tan cerca de esa plaza desde el capítulo 14 de esta campaña.

Y ha multiplicado su renta en la cuarta posición sobre la Real Sociedad, de uno a siete puntos, y sobre el Villarreal, de cuatro a siete. A los dos aún los tiene que recibir en el Vicente Calderón. También al Osasuna, al Eibar y al Athletic. Fuera tiene que jugar con el Real Madrid, el Málaga, el Espanyol, Las Palmas y el Betis.

“Tranquilidad”

“Está claro que le logramos sacar siete puntos a los quintos, porque tanto la Real Sociedad como el Villarreal han perdido, y eso sí que es importante”, remarcó el argentino Diego Simeone después del 3-1 al Sevilla. También insistió en una palabra: “tranquilidad”.

“El Sevilla tiene un calendario favorable, lleva todo el año peleando por salir campeón y me imagino que no se bajará de esa lucha y que esos dos puntos, faltando diez fechas, son muchos”, abundó el entrenador. El equipo andaluz tiene seis partidos en casa (Sporting, Deportivo, Granada, Celta, Real Sociedad y Osasuna) y cuatro fuera (Barcelona, Valencia, Málaga y Real Madrid).

Ya le acecha el Atlético, también con la diferencia particular ganada al conjunto hispalense en el caso de un hipotético empate a puntos al final de la Liga, después de su reacción en 2017, en el que el equipo rojiblanco solo ha perdido uno de sus doce encuentros de la Liga desde el parón navideño: el 1-2 en casa con el Barcelona.

También ha recuperado su transcendencia Koke Resurrección, que ha dado dos pases de gol y ha marcado uno en las tres últimas jornadas; Yannick Carrasco ha afinado de nuevo su desborde, Fernando Torres y Kevin Gameiro han vuelto después de sendas lesiones... Y ha regresado el Atlético reconocible, fiable, potente y con ambición. Lo siguiente que quiere es el tercer puesto. Lo tiene a dos puntos.