•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A lo lejos de uno de los pasillos del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino puede divisarse la pequeña figura de ese gran campeón que es Román “Chocolatito” González. Viene envuelto en una chaqueta rojinegra y una gorra del mismo color cubre su cabeza. Avanza lentamente hacia una barrera conformada por periodistas, fotógrafos y camarógrafos aguarda por él, para perennizar cada una de sus palabras, cada uno de sus movimientos.

Sin embargo, antes de ser acorralado por los hombres y mujeres de prensa, Román se encontró  con su mamá, doña Lilian Luna, la misma que días atrás dijo le había solicitado retirarse del boxeo, deporte en el que es considerado el mejor de la actualidad en el mundo. Fue un momento de cargada emotividad, tras el cual “Chocolatito” compareció ante los medios.

“Me siento agradecido con Dios, con mi familia y con todo el pueblo nicaragüense que estuvo orando por mí”, fueron las primeras palabras del cuatro veces campeón mundial, que segundos antes había abrazado, por primera vez en meses, a sus dos hijos, Litzie González y Román Jr.

“Fue una pelea muy dura, difícil, pero gracias Dios salimos muy bien”, contó, justo antes de mostrar ante las cámaras las dos cortadas que le provocaron los cabezazos del ahora campeón de las 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Srisaket Sor Rungvisai. “Fueron dos heridas, una en la cabeza, en la que me hicieron cinco puntadas, y otra en la ceja, en la que me hicieron tres”, especificó el máximo exponente de las categorías pequeñas, añadiendo que en horas de la tarde de ayer visitaría a un cirujano para continuar con el tratamiento de dichos cortes.“Chocolatito” apela fallo de jueces.

Consultado sobre los comentarios del fallo de los jueces pudo ser una pasada de cuenta de parte de HBO y del CMB, González, con la serenidad que le caracteriza, dijo no poder confirmarlos, aunque sí dejó claro que “hice un buen trabajo, me presenté al combate en las mejores condiciones, peleé doce asaltos sangrando y gracias a Dios me mantuve de pie”.

Lea además: Los 12 “asaltos”

Gran ambiente

Los gritos de ¡Chocolate! ¡Chocolate! ¡Chocolate! estremecieron las paredes del Aeropuerto Internacional. Decenas de jóvenes que con pancartas agradecían al tetracampeón su gran presentación del sábado, se convirtieron en los principales animadores del recibimiento que se le organizó al aguerrido peleador nicaragüense.

Además: Carlos Cuadras dice que “Chocolatito” paga un karma

A bordo de una camioneta blanca, el heredero de Alexis Argüello, abandonó la terminal de aviones, mientras una considerable cantidad de nicaragüenses le seguían gritando el apodo con el que es conocido a nivel mundial. Desde el vehículo en que se transportaba, el único boxeador de las categorías inferiores que ha logrado escalar hasta la cima de los mejores del mundo, se mostró amable con sus admiradores, estampándoles su firma en gorras, camisas, hojas de papel y en cuanto objeto se lo pidieran.

De interés: ¿Qué tiene que mejorar “Chocolatito”?

Por las calles donde pasó la caravana, nadie quiso perderse la oportunidad de ver al más grande representante del boxeo nicaragüense desde los días del “Flaco Explosivo”. Algunos salían de sus casas, mientras otros abandonaban sus vehículos, todos teléfono en mano inmortalizaban el momento en el que el “Chocolatito” pasaba frente a ellos. Obviando el resultado del combate, la gente salió a mirar a su nuevo héroe, al hombre que sin capa pero con guantes ha construido un récord de 47 victorias y cero derrotas, aunque los jueces digan lo contrario.

Se amparan ante Comisión Atlética de NY

Carlos Blandón, apoderado del tetracampeón mundial Román “Chocolatito” González, llegó a Nicaragua todavía aturdido por el fallo de los jueces que le arrebató a su manejado el título de las 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), resultado por el cual presentó una apelación ante la Comisión Atlética de Nueva York, pues considera que a su muchacho le robaron la pelea.

“Fue un gran combate, en el que pudimos ver las excelentes condiciones de Román, todo el empuje y todo su esfuerzo, lastimosamente nos robaron la pelea”, manifestó Blandón, añadiendo que “así es este negocio, no siempre todo sale como uno quiere. Nos sentimos apesarados, porque le han manchado el récord a un gran héroe de Nicaragua”.

“Ya metí el amparo, no lo metí ante el Consejo porque el CMB nos trató a la altura, lo metí a la Comisión Atlética de Nueva York, tengo 72 horas para que me contesten”, afirmó el hombre que se encarga de las negociaciones de Román, seguro de que a su representado los jueces lo despojaron del título y lo privaron de seguir invicto.

Por otro lado, Blandón aseguró que para finales de abril está programado que el “Chocolatito” y su equipo viaje a Japón a una reunión con su apoderado, el señor Akihiko Honda, para “tomar decisiones necesarias, entre ellas la fecha en la que Román volverá a pelear”. De momento, González descansará por sesenta días, según confirmó su manejador.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus