•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Wilmer Hernández sabe, al igual que los grandes conocedores del boxeo y que una inmensa mayoría de aficionados, que Román “Chocolatito” González no perdió ante Srisaket Sor Rungvisai, como lo determinaron las tarjetas de los jueces. Así que el hecho de que el mundo invalide el fallo del jurado, reconociendo al “Chocolatito” como el verdadero ganador, lo hace sentirse orgulloso del trabajo que realizó en su primera pelea, como entrenador del considerado mejor boxeador libra por libra del mundo.

Los registros dirán que el debut de Wilmer como entrenador en jefe de Román fue una derrota ante un boxeador tailandés, sin embargo él asegura que podrá contar que debutó como adiestrador del “Chocolatito” en la que debe ser considerada la mejor pelea que el cuatro veces campeón mundial haya realizado hasta hoy.

¿Cuál es tu valoración del combate entre Román González y Srisaket Sor Rungvisai?

Victoria contundente, nosotros ganamos esa pelea, no entiendo qué pasó con los jueces que vieron lo contrario a lo que el mundo vio. Tan confiados estábamos en el triunfo, que para el décimo episodio pensábamos bajar el ritmo por la abundante sangre que emanaba de las heridas, pero al final decidimos que siguiera contragolpeando. En realidad no sé qué vieron los jueces, yo creo, que detrás de ese fallo hay dinero.   

Lea además: Los 12 “asaltos”

¿A qué se debieron esas declaraciones en las que te responsabilizabas de lo que pasó el sábado?

Simplemente no quiero que la gente ataque a Román González después de la gran presentación que realizó en Nueva York. Prefiero que digan que fue la esquina que falló, a que apunten que él boxeó mal, porque no es justo, pues el sábado, Román realizó la mejor pelea de toda su carrera, por encima de los combates con Carlos Cuadras, Francisco “El Gallo” Estrada, Akira Yaegashi y Brian Viloria. Aclaro, no lo digo, porque haya estado en la esquina, sino por lo grande que lució. Por eso no creo que sea justo que alguien tenga el lujo de criticarlo.

¿Qué le dijiste al “Chocolatito” tras el primer asalto, en el que se produjo la caída?

Las palabras exactas no los puedo decir (ríe), porque  no son palabras buenas, fueron palabras fuertes para levantarle el ánimo. Cuando cayó nos asustamos, pero una vez que se levantó nos tranquilizamos y reanudamos el plan con ciertas modificaciones.

¿Qué imagen te quedó del boxeador tailandés?

Es un peleador muy vivo, lo entrenaron para meter esa cabeza, pues metió aproximadamente ocho cabezazos, lo que en cualquier otra parte del mundo hubieran sancionado.

De interés: ¿Qué tiene que mejorar “Chocolatito”?

¿Qué se viene ahora para Román González?

Lo que hemos escuchado decir es que se viene la revancha para quitarle el título al tailandés, pues solo se le prestó por un poco de tiempo. Les aseguro que en esa revancha verán a un Román con ansias renovadas de triunfar.

¿Cómo te sentiste en tu primera pelea como la principal voz de mando en la esquina del tetracampeón?

Contento, orgulloso de que mi trabajo haya dado resultado. Cada cosa que apunté en el plan de preparación se cumplió, incluyendo cómo pelearle a Rungvisai. Eso fue lo que nos llevó a ganar la pelea, al margen de lo que consideraron los jueces.