•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un cruzado de izquierda durante una sesión de guanteo realizada en Coachella, California, a finales de diciembre del año pasado, provocó el inicio de un calvario en Rommel Caballero. El muchacho nica-estadounidense, hijo de Marcos Caballero, sufrió una lesión en su mano que comenzó con una molestia, luego se convirtió en una pequeña goma alojada entre sus nudillos y muñeca, frenándolo de explotarse al máximo en los entrenamientos.

El problema es que hasta ahora no hay un médico que pueda decir con exactitud cuál es el problema que tiene Rommel. Ya descartaron una fractura, tampoco existe una microrrotura, lo único que refleja que existe un daño, es el rostro de queja que presenta el muchacho cuando tira golpes con esa mano prodigiosa que lo ha llevado a ser considerado uno de los mejores prospectos amateur en Estados Unidos.

“Rommel se me fregó la mano izquierda, le duele mucho, le inyectamos, pero nada, tiene una pelotita pero nada, no se le quita el dolor. Estoy preocupado”, dice Caballero con su voz de preocupación. “Un día tiró un cruzado y así fue como se fregó, creo que necesitará mucho descanso, la mano es una parte muy delicada, tarda mucho una recuperación. Vamos a llevarlo con un especialista”, agrega. 

Por otra parte, el entrenador originario de Estelí, también habló sobre su otro hijo, Randy Caballero, quien regresó al ring el pasado 23 de marzo con un triunfo sobre Jesús Ruiz. Según don Marcos, la empresa Golden Boy Promotions de Óscar de la Hoya quedó satisfecha con la presentación del muchacho excampeón mundial 118 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Golden Boy quedó contento, Robert Díaz (representante de Golden Boy) estaba preocupado porque saliéramos bien, pues Randy venía de una actividad. Perdimos mucho tiempo fuera del ring.  Espero que Randy vuelva a pelear pronto, hay que ir pelea por pelea, en esto del boxeo todo puede cambiar. Lo importante es que se sintió muy bien, el cuerpo le respondió bien todos los rounds, siempre estuvo alerta, haciendo caso a la esquina”, explicó. 

Caballero dijo que Randy tiene dos semanas de estar entrenando “no fuerte, pero sí está en el gimnasio haciendo ejercicios dos horas por lo menos”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus