•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Mónaco se clasificó para semifinales de la Liga de Campeones al vencer por 3-1 al Borussia Dortmund (6-3 en el global de la eliminatoria), este miércoles en el estadio Louis II de la capital del principado.

Kylian Mbappé (3), el colombiano Radamel Falcao (17) y Valere Germain (81) anotaron para el equipo francés, mientras que el gol germano lo anotó Marco Reus.

Mónaco se une así al Real Madrid, Atlético de Madrid y Juventus, que este miércoles eliminó al Barcelona (0-0: 3-0 en el global), en la semifinales de la Liga de Campeones, cuyo sorteo se celebrará mañana. Es el primer equipo francés que se clasifica para semifinales de la máxima competición europea de clubes desde que lo lograra el Lyon en 2010.

El partido estaba marcado por los acontecimientos vividos hace una semana en Alemania, cuando el encuentro fue aplazado un día después de que el autobús del Dortmund fuese atacado con explosivos, resultando herido el defensa español Marc Bartra.

Goles madrugadores

Antes del pitido inicial, el club y la afición monegasca quiso homenajear al equipo alemán cantando el “You’ll never walk alone”, himno oficioso del Dortmund.

Todo ello pareció afectar a los germanos, que a los tres minutos encajaron el primer gol, en un lanzamiento del lateral izquierdo Benjamin Mendy que paró el suizo Roman Burki, pero el arquero no atajó el balón y el rechace lo aprovechó Mbappé para abrir el marcador y marcar su quinto gol en Champions esta temporada.

El equipo alemán, que necesitaba tres goles para dar la vuelta a la eliminatoria, reaccionó y tuvo dos claras ocasiones para marcar, pero en la primera, el disparo raso de Marco Reus lo detuvo el croata Danijel Subasic (10) y en la segunda la falta directa lanzada por el turco Nuri Sahin se estrelló en la cruceta (13).

Sin embargo, el Mónaco se mostró letal en otra jugada por la izquierda de Mendy, cuyo centro lo remató a la red “el Tigre” Falcao, lanzándose en plancha desde el punto de penal (17).

Pese a que el Mónaco daba la impresión de poder sentenciar el pase cada vez que se acercaba al arco rival, Tuchel dio entrada al joven francés Ousmane Dembelé antes de la media hora (27) consciente de que debía buscar más gol.

Falta de profundidad

La entrada del francés dio más posesión al Dortmund, pero ese dominio no se tradujo en ocasiones hasta el descanso, salvo otra falta lanzada por Reus que paró sin problemas Subasic (40).

El capitán alemán encontró al fin el camino del gol en un remate a centro de Dembelé en la primera jugada de peligro de la segunda parte (48).

Reus pudo marcar para los alemanes en el 74, pero finalmente fue Germain el que acabó sentenciando en el 81, culminando un contragolpe.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus