•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Chile no pudo resolver su debut en la Copa Confederaciones ante Camerún hasta la salida al campo de Alexis Sánchez, que comenzó en el banco por problemas en un tobillo y que se convirtió en protagonista en el sufrido triunfo sudamericano por 2-0, ayer en Moscú.

El delantero estrella del Arsenal, renqueante por un esguince que le impidió ser de la partida, decidió tras el descanso, primero con un centro que cabeceó a la red Arturo Vidal (81) y después con una jugada individual que culminó con un disparo que sacó un defensa rival bajo palos, pero Eduardo Vargas estuvo atento para sellar la sentencia (90+1).

Con esta victoria, Chile se pone como líder del grupo B, con tres puntos, en espera del segundo partido de la llave, que disputarán Alemania y Australia, hoy en Sochi. “Es muy importante empezar con el pie derecho en nuestro objetivo de salir campeones”, destacó Arturo Vidal, declarado el mejor hombre del encuentro.

Chile domina 

El partido respondió a lo programado: Chile se adueñó del balón (65%), metió intensidad en la recuperación y tuvo más ocasiones de gol, pero no acertó en los metros finales, mientras que Camerún se defendió con orden y buscó sorprender a la contra.

“En el primer tiempo, el equipo tuvo un nivel altísimo, tanto individual como colectivamente, con un control posicional muy amplio y algunos pequeños fallos”, declaró el técnico hispano-argentino de la selección chilena, Juan Antonio Pizzi. “En el segundo, creímos que podíamos mantener lo mismo, pero el gran esfuerzo realizado poco a poco nos fue equiparando con el rival, aunque el equipo tiene un carácter, una templanza, para saber que siempre puede buscar una ocasión de gol y eso fue lo que ocurrió”, añadió.

Chile pudo haberse adelantado nada más empezar el partido, pero un disparo de Eduardo Vargas se estrelló en el palo (1) y Fabrice Ondoa salvó el remate de José Pedro Fuenzalida dos minutos después.

Camerún se asentó en defensa y poco después buscó la contra y casi logra sorprender a su rival, pero Jhonny Herrera logró despejar un disparo de Vincent Aboubakar en una jugada iniciada con una pérdida de balón de Gonzalo Jara.

Ondoa volvió a ser decisivo con dos buenas intervenciones, una para impedir el remate de Fuenzalida (14) y la segunda para desviar un disparo lejano de Edson Puch, el elegido por Juan Antonio Pizzi para sustituir a Sánchez (25).

Protagonismo del VAR

La primera parte se acabó con polémica, ya que en la última acción, la “Roja” abrió el marcador con un tanto de Vargas, pero cuando los chilenos llevaban un minuto celebrando el gol, el árbitro lo anuló a instancias del asistente de video (VAR) por posición adelantada del atacante del Tigres mexicano.

En la segunda parte, Camerún se fue encontrando cada vez más cómoda, en la misma proporción que Chile se quedaba sin ideas ofensivas. Cuando parecía que Camerún daba un paso al frente en busca de la victoria, llegó el tanto chileno, en un centro de Alexis Sánchez, quien apenas llevaba unos minutos en la cancha, que cabeceó a la red Vidal (81).

En el 90 llegó la sentencia, no sin antes consultar de nuevo el VAR: Sánchez se quedó solo ante Ondoa, al que regateó, pero se recreó y dio tiempo a que su disparo lo sacase bajo palos un rival, aunque Vargas estuvo atento al rechace (90+1) para dar al combinado sudamericano el primer triunfo en su sueño de lograr levantar la copa el próximo 2 de julio en San Petersburgo.

“Jugamos contra el 4º clasificado en el ranking FIFA, nosotros estamos 28 puestos por detrás, y la diferencia estuvo en la mayor calidad y experiencia de los sudamericanos”, resumió el técnico belga de Camerún, Hugo Broos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus