Edgard Tijerino
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ha sido un tour macabro el de Masahiro Tanaka, pasando de raramente sospechoso a ruidosamente preocupante y fatalmente insoportable. Perdiendo su sexto juego consecutivo después de un inicio alentador con balance de 5-1, que hizo pensar en la posibilidad de verlo convertirse en el primer pitcher japonés ganador de 20 juegos en las Mayores, el peor Tanaka imaginable, se encuentra al borde del descarte en la rotación de Joe Girardi, para enviarlo a las Menores a realizar ajustes urgentes que lo hagan regresar al nivel de rendimiento que tanto impresionó. Frente al brazo de Tanaka en ruinas, uno se pregunta aturdido: ¿es posible olvidar cómo se pitchea? 

EN EL HOYO. El indiscutido “as” de los Yanquis al momento de levantarse el telón ha estado deambulando en las tinieblas, mientras su equipo, aunque todavía líder antes de la jornada dominical, aprovechado la inconsistencia de los Medias Rojas, se ha metido en un hoyo masticando amargura atravesando esa racha de cinco derrotas, con su pitcheo taladrado. Con balance de 5-7, sin triunfar desde el 8 de mayo, la efectividad del derecho Tanaka se ha deteriorado hasta 6.34 a lo largo de 76 entradas y dos tercios. Obviamente no es lo que se espera de un pitcher que está cobrando 22 millones por la campaña, protegido hasta el 2020 por un contrato de siete temporadas y 115 millones.

ALARMANTE. El sábado, pese a ponchar a 10 en solo 4 entradas contra los Atléticos, el irreconocible Tanaka, ganador de 13, 12 y 14 juegos en sus primeras tres temporadas, fue bombardeado con 8 cohetes, incluyendo 3 jonrones, uno sobre su primer lanzamiento del juego disparado por Matt Joyce con recorrido de 407 pies, y dos de Ryon Healy de 413 y 427 pies, agregando una línea bestial de Matt Chapman contra la pared del jardín izquierdo para un doblete. En total, Tanaka ha sido estremecido por 21 vuelacercas en 14 juegos, algo alarmante. El porcentaje en slugging contra Tanaka es de .565, solo detrás del pitcher de los Rojos, Bronson Arroyo.

GIRARDI ASUSTADO. Evidentemente golpeado por el estrepitoso derrumbe de su pitcher estelar, el mánager Girardi expresó: “Es algo que nunca hemos visto en Tanaka. Sin poder explicarlo, está teniendo un tiempo muy difícil”. Lo que será difícil es volver a colocarlo como abridor sin someterse a la aplicación de correcciones. “No sé qué pasa, estoy ejecutando mis lanzamientos de siempre”, ha dicho Tanaka.El problema es agudo para los Yanquis, que también tienen en rehabilitación la escopeta zurda de C. C. Sabathia, aunque tienen de regreso la del cubano Aroldis Chapman para los remates. En su peor momento de la temporada, los Yanquis posiblemente decidan no seguir siendo afectados por el peor Tanaka y lo enviarán a revisión.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus