•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Conocí a Miguel Mendoza en 1993 y comenzamos a trabajar juntos en Doble Play, en 1995. Así que lo he visto crecer como cronista de deportes con especialidad —no titulada— en el reportaje, tarea en la cual su gran utilidad es fácil de captar. Siendo Miguel un natural generador de polémicas por su forma de abordar los temas sin esconder la cara, ha funcionado tan eficazmente ofreciendo su dedicación, osadía y talento, que no imagino Doble Play sin su aporte y sin los enfoques de René Pineda. Consecuentemente, le estoy profundamente agradecido.

Miguel regresa regularmente a la televisión en el programa “El Deportivo”, que el canal 14 inicia el viernes 23 entre seis de la tarde y siete de la noche. La combinación de doble play será con Justin Pavón, un joven en pleno proceso evolutivo que se ha desarrollado en ese canal, consiguiendo suficiente notoriedad. El productor, Guillermo Solano, habitualmente un pitcher ganador, debe estar frotando sus manos frente a la posibilidad del éxito. Realizó ese trabajo en el recordado programa dominical “La Tertulia”.

SALTANDO OBSTÁCULOS 

Si ustedes supieran como vino Miguel de Camoapa y todo lo que tuvo que hacer desde la nada para estudiar, terminar la carrera de periodismo y abrirse paso. Una montaña de sacrificios que incluyó, como timbre de legítimo orgullo, vender queso, para cubrir necesidades y superar dificultades. Fue clave la confianza en sí mismo, porque sin ese ingrediente es difícil poder ir a algún lado, y por supuesto, someter a prueba tu carácter. Esas asignaturas, no incluidas en el pénsum de la universidad, Miguel las aprobó con sobresaliente.

Un batallador de raza, siempre estuvo estimulado por la pureza de la esperanza. “No vine de tan largo para perder el juego. Estoy aquí para imponerme”, debe haber pensado aferrado a su llamativa terquedad, mirando siempre al futuro, aprendiéndolo a diseñar en un tiempo presente, urgentemente, sin escatimar esfuerzo, empeñado en mejorar, atento para esquivar los zarpazos mal intencionados que buscan provocar daño.

SIEMPRE PUÑO EN ALTO

No dejes pasar una oportunidad, recomendaba Picasso, agregando que podía no volver a presentarse. Miguel aprovechó plenamente su larga estadía en el canal 2 para mostrar todo su potencial elaborando reportajes desde cualquier parte, Las Vegas, Nueva York, Los Ángeles, Japón, México, Holanda, y tantos otros lugares tan distantes de Camoapa, que fueron muy apreciados y bien valorados. Salió de ese canal con el puño en alto.

Obviamente le tengo mucho cariño, casi, casi, como el de un hijo. No es perfecto, nadie lo es, y debe aplicar correcciones como cualquiera de nosotros, pero más allá de estar o no de acuerdo con sus puntos de vista, el trabajo que realiza gusta, y el canal 14 tiene la absoluta seguridad de haber realizado una gran captura. Es difícil, muy difícil, encontrar a alguien que rinda más que él. Un buen bateador con gente en posición anotadora. El sueño de todo mánager. Ese es Miguel.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus