Alejandro Sánchez S.
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En pleno conteo regresivo de cara al inicio de la Copa Oro de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf), la selección nicaragüense se tambalea con la pérdida del central Jason Casco, quien se someterá a una cirugía en el menisco de la rodilla derecha, esta semana. La baja del zaguero del Real Estelí despeja el panorama del director técnico, Henry Duarte, sobre quiénes serán los centrales titulares de la Azul y Blanco en el torneo de la Concacaf, pero provoca una duda: ¿quiénes serán los recambios?

Con la incertidumbre de si Luis Fernando Copete estará recuperado por completo de un desgarro que sufrió en el menisco de la rodilla derecha, la lógica apunta a que Cyril Errington y Erick Téllez serán los pilares de la zaga. Sin embargo, después de estos, las opciones son escasas y no por falta de material humano, sino por la seguridad que puedan ofrecer en el torneo más prestigioso a nivel de selecciones de la Concacaf. 

En la lista preliminar de 28 futbolistas que emitió Duarte para el último microciclo, los otros dos elementos que figuran como centrales son Óscar López y Óscar Acevedo, el primero de estos del Managua FC y el otro del Real Estelí juvenil, pero ninguno tuvo acción durante los amistosos contra Bolivia (2 y 7 de junio), ni Curazao (17 de junio) y, por ende, sería precipitado considerar que alguno de ellos podría llenar el lugar de Casco y el que dejaría Copete si finalmente no llega a tiempo al torneo.

Hoy se decide

Según Luis Fernando, este jueves realizará un trabajo de campo bajo la supervisión del personal médico y deportivo del Comerciantes Unidos peruano, para determinar si puede recibir el alta. “Me siento bien, confío en poder ayudar a la selección y aportar mi granito de arena. De hecho, ya tengo apartado los boletos de avión para viajar a Nicaragua. Una vez que me den el alta médica estaré a disposición del profe (Duarte) para jugar”, manifestó el zaguero.

Asimismo, Copete lamentó la pérdida de Casco para la Copa Oro, pero está consciente que el trabajo grupal sacará a flote a la selección. “Es triste lo que le pasó a Jason, yo le advertí que se cuidara porque sé qué es lesionarse de la rodilla, es una baja sensible, pero hay que hacerle frente a lo que viene”, aseveró. El central, que milita en el Comerciantes Unidos, llegaría a Nicaragua el próximo martes 27 de julio y tres días después viajaría a Miami, Estados Unidos, para unirse al equipo pinolero.

Pese que en los cálculos previos al inicio de la Copa Oro, se cree que Nicaragua podría vencer a Martinica, en el debut de ambas selecciones el próximo 8 de julio en Nashville, la ausencia de Casco en la zaga, la del enlace Daniel Cadena, a quien Duarte también ubica como medio de contención, y la del capitán Juan Barrera, formando entre los tres una especie de columna vertebral en la Azul y Blanco, podría hacer variar los pronósticos. Incluso cuando Dani y el “Iluminado” puedan alinear contra Panamá, el 12 de julio, la baja de Jason seguirá provocando dudas.

Antes de comenzar la carrera en la Copa Oro, la tropa pinolera sostendrá un amistoso contra su similar de Canadá, el 2 de julio, en el que Duarte podría presentar al once titular que usará contra Martinica cinco días después. Además, podría aprovechar para darle minutos a los jugadores que no son estelares, previendo que deba echar mano de ellos durante el torneo de la Concacaf.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus