•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aron Juárez (10-4-3, 1 nocaut) quebró todos los pronósticos, botó las predicciones y sacó un empate contra Alexander Espinoza (14-0-2, 7 nocauts) con sabor a triunfo la noche del sábado, en el pleito estelar del decimosegundo aniversario de la promotora Pinolero Boxing, de Marcelo Sánchez, celebrado en el gimnasio Nicarao, en Managua.

En una batalla de campana a campana desde el primer asalto, el muchacho de San Benito subió al ring con la etiqueta de víctima, pero casi termina siendo el victimario. Juárez arrancó frío el combate, perdiendo los primeros tres asaltos. Pero a partir del cuarto resucitó, empezó a castigar a Espinoza con esa abundante cantidad de ganchos al cuerpo, terminando arriba con los rectos al rostro.  Hasta el séptimo asalto, Aron iba ganando en las tarjetas por un punto. Claramente ganó los asaltos 4, 5, 6, 7, y por la falta de oxígeno mostrada por Espinoza se creyó que Juárez iba a tener un cierre explosivo para garantizarse el triunfo; sin embargo, aflojó un poco, y no es que haya hecho las cosas mal en ese octavo y último asalto, solamente le faltó una pizca de intensidad. La decisión quedó en manos de los jueces, quienes vieron el pleito con idéntica puntuación: 76-76.

En términos generales el empate fue justo. El boxeo es un deporte de apreciación y en ocasiones hay rounds que son tan cerrados que es muy difícil dar como ganador a un púgil. Si analizamos los detalles, los golpes de contundencia los pegó Juárez. En esos cuatro asaltos que ganó sin objeciones, Aron lució contundente, se fue encima de Alexander, quien nuevamente vuelve a pasar apuros en el segundo tramo de un pleito. 

La revancha inmediata sería atractiva, pero vale recordar que hay un compromiso al menos de palabra de ver a Espinoza contra Dixon Flores a finales de agosto o inicios de septiembre. Tanto Alexander como Dixon han manifestado públicamente su intención de enfrentarse. Habrá que esperar si finalmente los encargados de dirigir la carrera de ambos púgiles cumplen con lo acordado y posteriormente el ganador se enfrente a Juárez. Suena interesante la ecuación, más para el público.

Más resultados

En el combate semiestelar, Robin Zamora venció al peruano Reno Reyes por decisión técnica. Un cabezazo no intencional provocó un corte en la ceja izquierda de Reyes. El jinotegano Julio “El Gigante” Mendoza sufrió para poder imponerse a Marlon Chavarría por decisión mayoritaria. Levis Morales noqueó a Julio Bendaña en el quinto asalto. Yenn González le ganó al mexicano Alberto Rivero por decisión unánime. En tanto, Marcos Cárdenas superó al azteca Gerardo Sánchez por decisión mayoritaria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus