•   California, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un gol a balón parado de Kemar Lawrence en las postrimerías del partido le dio a la selección de Jamaica una ajustada victoria de 1-0 sobre el favorito México, anoche, y el pase a la final contra Estados Unidos por la Copa Oro de Concacaf.

Cuando el partido en el estadio Rose Bowl de Pasadena (California) ya apuntaba a la definición en la ronda de penales, Lawrence cobró un tiro libre desde unos 30 metros de la puerta para anotar el gol de la victoria en el minuto 88.

Fue una dulce venganza para los caribeños, que perdieron ante México (3-1) la final de la pasada edición, en 2015. Ahora se enfrentarán a Estados Unidos, en el partido por el título previsto para el miércoles próximo en Santa Clara (norte de California).

El seleccionado mexicano, que ha ganado siete de las 13 ediciones de Copa Oro desde 1991, se queda fuera de un torneo que parecía diseñado a su conveniencia a causa de un futbol pobre, con más carencias que virtudes.

Una vez más, Jamaica dependió de la actuación de su espectacular arquero Andre Blake, quien cortó en seco el grito de gol de la barra mexicana en más de una ocasión. En el primer encuentro en la ronda del grupo, ambas selecciones habían empatado sin goles el pasado 14 de julio en Denver (Colorado). De los últimos 12 partidos jugados contra Jamaica, México había ganado nueve, perdido uno y empatado dos.

El encuentro se jugó bajo la mirada de 42,393 espectadores, en una inmensa mayoría mexicanos, que se quedaron mudos al terminar el partido, aunque luego se escucharon varios gritos en las gradas pidiendo la salida del entrenador colombiano Juan Carlos Osorio.

Sorpresa

Luego de 12 primeros minutos de absoluta intrascendencia, México por fin pudo llegar a la puerta jamaicana, solo para encontrarse con un candado llamado Andre Blake.

El arquero jamaicano se lanzó de cabeza para evitar un autogol, pero en el rebote el balón quedó a los pies del “Cubo” Torres, quien le pegó a gol, pero Blake hizo galas de reflejos para salvar de nuevo a su equipo.

Desde un principio, el Tri jugó con las zapatillas anudadas, temeroso de un contraataque de los jamaicanos, que por momentos parecían querer imitar a su compatriota Usain Bolt por las esprintadas que ganaban las espaldas mexicanas.

En el 25, la ‘Araña’ Blake volvió a lucirse, ante otro escopetazo de Torres. Pero a estas alturas, ya México controlaba y llegaba con más insistencia a los predios caribeños. Jamaica se animó y en el 38 Jermaine Taylor sacó un cañonazo con etiqueta de gol, pero el “Chui” Corona le metió las manos y mandó el balón a córner para apagar la amenaza.

La primera mitad cerró con el marcador tal y como empezó, con arañazos nimios de ambas partes. En el complementario, los técnicos Luis Pompilio Páez por México y Theodore Whitmore por Jamaica, movieron sus bancas a la espera de buscar la jugada que marcara la diferencia, pero el marcador ni se enteró.

Hubo amenazas de ambos lados, pero los porteros Corona y Blake se crecieron, mientras el partido parecía marchar a la definición por penales. A la altura del minuto 80, ambos equipos agotaron los cambios reglamentarios, y Jamaica comenzó a meter pierna fuerte, llevándose de regalo cuatro tarjetas amarillas del árbitro panameño John Pitti.

Cuando ya se calentaban las piernas para los penales, Pitti llamó a tiro libre una entrada a unos 30 m de la puerta del Tri. Fue el defensa Lawrence el encargo de cobrarlo, y lo hizo soltando una comba perfecta sobre la barrera mexicana, que engañó por completo al “Chui” Corona.

El gol dejaba a México fuera de su torneo favorito y metía a Jamaica dentro de la final por segunda ocasión consecutiva.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus