•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Treinta y tres años después de aquel 4 de julio de 1984, cuando el abridor de los Orioles de Baltimore Denis Martínez derrotó a su compatriota Albert Williams de los Mellizos de Minnesota, dos lanzadores nicaragüenses volverán a enfrentarse como abridores en un juego de Grandes Ligas. Se trata de Juan Carlos Ramírez, el mejor tirador de los Angelinos de Los Ángeles, y de Erasmo Ramírez, el pistolero que recientemente regresó al equipo que lo vio crecer, los Marineros de Seattle. 

Ambos lanzadores llegan a este cara a cara antecedidos de una derrota. Juan Carlos perdió ante los Orioles, víctima de un jonrón con las bases llenas de Manny Machado, y Erasmo cayó ante los Reales de Kansas City, equipo que le conectó ocho incogibles, entre ellos tres cuadrangulares.

Stanton, ese salvaje

 Si bien es cierto los dos perdieron en su última apertura, es inevitable señalar que es Juan Carlos quien se presenta en un mejor momento. El capitalino se ha mostrado más consistente y más establecido en el rol de abridor, mientras que Erasmo ha lucido más vulnerable e inseguro en el montículo. 

Los Vigilantes tienen todo listo para darle un gran homenaje a Iván Rodríguez

Prueba de ello están las dos últimas aperturas de cada uno. Juan Carlos acumula balance de 1-1 con una efectividad de 3.60, mejores números que los de Erasmo, quien presenta 0-1 y promedio de carreras limpias de 7.56.  En sus dos presentaciones más recientes, J. C. admite solo un cuadrangular, contrario al rivense, que cede cinco.

J. C. desafía a Seattle

De los dos, quien más urge de la victoria es Erasmo, pues necesita convencer a los Marineros de que puede serles útil como abridor. Una derrota más u otra salida discreta como las dos anteriores pondría en riesgo su puesto en la rotación. Un dato importante a favor de Erasmo es que ya venció a los Angelinos esta temporada y lo hizo como abridor de los Rays de Tampa Bay. El enfrentamiento se produjo el 24 de mayo: en seis entradas solo permitió cuatro hits y dos carreras limpias. Lo mejor que puede pasar esta noche es que ambos logren aperturas de calidad y lo peor es que los dos luzcan fácilmente descifrables. Ojalá sea un gran duelo de picheo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus