•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el estadio Safeco Field, Erasmo Ramírez y Juan Carlos Ramírez no pudieron ganar anoche en el primer duelo de pistoleros nicas en Grandes Ligas desde 1984, cuando Denis Martínez venció a Albert Williams. Seguramente el muchacho de Rivas, lanzador de los Marineros de Seattle se sintió frustrado. ¿Y cómo no tener esa sensación después de dejar el juego ganado 3-1 en 6 entradas? El relevo lo traicionó. Pero en la otra acera, el derecho de la recta humeante de los Angelinos de los Ángeles, respiró y dijo: ¡Me salvé de la derrota!

En los cálculos de muchos, el mejor escenario era que ambos nicas hicieran buenas labores y ninguno cargara con la derrota. Otros aficionados eran partidarios de que ganara Juan Carlos para que sumara su triunfo 11 y pudiera acercar más a las marcas de Vicente Padilla y Denis Martínez, máximos ganadores en una temporada con 15 y 16 victorias respectivamente. Y un sector de fans deseaba que Erasmo se apuntara la victoria para recuperarse del mal inicio con Seattle, equipo con el que ahora no ha podido ganar en tres aperturas consecutivas.

Pero anoche, Erasmo fue más que J.C. El rivense caminó 6 entradas, permitiendo 3 hits y una carrera que fue sucia en el cierre del quinto episodio. Lamentablemente ese jonrón de Luis Valbuena con un hombre a bordo en el séptimo ante los envíos del relevista Casey Lawrence, empató el partido a 3 carreras. Así se escapó el triunfo del sureño y Juan Carlos no perdió. 

Así fue el juego

Comenzó bien Erasmo en el primer episodio, pues a pesar de permitir imparable de Mike Trout con un out, obligó a Albert Pujols a batear un roletazo por la antesala que sirvió para el doble play. Todo lo contrario sucedió con Juan Carlos, su inicio fue frío, le conectaron hits consecutivos Jean Segura y Yonder Alonso, no obstante, a base de poder con esa recta humeante erizapelos, ponchó a Robinson Canó, Nelson Cruz, y dominó a Kyle Seager en elevado al jardín derecho, saliendo del apuro.

En el segundo episodio, los dos Ramírez no tuvieron problemas. Erasmo dominó Kole Calhoun, Andrelton Simmons, y C.J. Cron, en tanto, Juan Carlos permitió sencillo de Ben Gamel, hizo fallar a Jarrod Dyson en elevado al jardín centro y obligó a Mike Zunino a batear para doble play. En dos entradas completas, no hubo daño alguno, pero el rivense se mostraba más sereno, seguro, controlado y sobre todo enfocado.

Fue entonces que en el cierre del tercero, después de que Erasmo en la apertura de la entrada, sorteara un doble de Martín Maldonado, que los Marineros descifraron a Juan Carlos, estableciendo una diferencia de 2-0. El espigado lanzador de la 14 de septiembre le regaló un boleto a Leonys Martin abriendo tanda, Martin avanzó a segunda por rola de Jean Segura a la primera base. Falló Yonder Alonso con elevado al short, sin embargo, J.C., dio otra base por bolas a Robinson Canó, permitiendo a continuación imparables remolcadores consecutivos de Cruz y Seager. El pistolero de los Angelinos llenó las bases regalando otro pasaporte a Ben Gamel, afortunadamente ponchó a Dyson, finalizado el episodio solo con dos anotaciones permitidas.

El tercer inning fue un episodio difícil para Juan Carlos, pues regaló tres bases por bolas, aceptó dos hits y par de carreras. Además acumulaba una cantidad excesiva de lanzamientos para tan corto trayecto, 67 disparos, de manera que su estadía en el montículo no pasaría más allá del quinto. Y así sucedió, precisamente en la quinta entrada, Kyle Seager estremeció al apodado “Cubanito” con un inmenso cuadrangular solitario por el jardín central, aumentando la ventaja de Seattle 3-1. J.C. terminó el inning con 96 envíos y no salió a lanzar más en la sexta entrada.

Para Erasmo el cuarto episodio fue sencillo. Eliminó a Trout con elevado al izquierdo, dominó a Pujols con línea a la intermedia, y aunque le dio boleto a Calhoun, retiró a Andrelton Simmons con un globito por segunda base. En el quinto, permitió doble de C.J. Ron, no obstante, hizo fallar a los siguientes tres bateadores (Valbuena, Maldonado y Cowart). El sexto, lo resolvió por el 1,2, y 3 en un alarde de dominio. No salió en el séptimo, con 82 disparos ejecutados, quedando con balance de 4-4 y 4.73 de efectividad. 

Juan Carlos tuvo una labor de 5 innings, 7 hits permitidos, 3 carreras, 1 jonrón, tres bases por bolas otorgadas, 4 ponches propinados, dejando su balance en 10-10 con 4.26 de efectividad.  Al momento de nuestro cierre en la apertura del noveno episodio, los Angelinos le habían dado vuelta a la pizarra y estaban ganando 6-3 a los Marineros.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus