•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pensamos que León no necesitaría llegar al límite de cinco juegos en busca de su boleto para la final del Pomares 2017, pero en lugar de un tránsito tranquilo frente al Estelí aprovechando disponer de dos escopetas tan mortíferas como las de Wilton López y Fidencio Flores, y una ofensiva encabezada por el bateador de 394 puntos Enmanuel Meza, respaldado por otros cinco trescientistas (Sevilla, Rizo, Valle, Cortés y Guido), agregando a Marvin Martínez, los rugidores estuvieron a cerca de ser decapitados en la cuarta batalla, perdiendo 0-1 a la altura del octavo episodio. Una aproximación al infarto.

Una vez más, lo imprevisto estaba danzando burlescamente frente al favorito aterrorizado. Se salvó León fabricando tres carreras contra el aturdido relevista Rommel González, una de ellas por golpe con bases llenas y las otras dos con elevados a los bosques, y esta noche, como local, recibe a los norteños para la batalla de vencer o morir, un punto de ebullición al que no querían llegar. Sin poder rugir verdaderamente, casi gimiendo, los leones se salieron del ataúd en las puertas del cementerio, cuando sin estar todo consumado, el silencio que los rodeaba provocaba escalofríos.

Mudos en 23 de 26 innings

Sorpréndanse. Un equipo con semejante bateo solo ha sido capaz de anotar en un inning en cada uno de los tres últimos juegos, perdiendo dos de ellos. Es decir, que durante 23 de 26 entradas, no han podido anotar. La explicación es sencilla: la peligrosidad de Meza ha sido drásticamente reducida a 167 puntos consecuencia de dos hits en 12 turnos, y Darwin Sevilla, el segundo mejor artillero felino, se encuentra oculto detrás de un promedio en ruinas de 118 puntos. Con tus bateadores 2 y 3 próximos al punto muerto, la ofensiva se quiebra y las oportunidades no aparecen con la frecuencia de antes.

Apaleado en el primer juego 11-3, Estelí recurrió a su espíritu de lucha espartano y derrotó a Wilton López 2-1 utilizando un rapto de inspiración ofensiva en el cuarto inning, con la complicidad de un error, y 4-2 a Fidencio Flores atacándolo de entrada con par de carreras fabricadas con dos outs en primer episodio, y rematando con otras dos en el sexto. Sin ninguno de sus dos ases disponibles, León utilizó a Joaquín Acuña, cómodo ganador del primer duelo, en la persecución desesperada de equilibrar la serie. Atrás 0-1 en el tercer inning por hit impulsador de Ramón Flores, el derecho Acuña evitó el caos con un cero de oro puro en el quinto, cuando William Solís abrió con triple, y después de realizar dos outs, resolvió una situación de bases llenas.

Todo favorece a León

Consideraciones en mano antes del último duelo, todo le favorece al León como bien advirtió Sandor Guido, el mejor bateador del León con 438 puntos, mientras celebraba estar con vida, pensando en la final: “Vamos con Wilton López, el mejor brazo imaginable; estaremos en casa con nuestro público tan incidente, y nos encontramos motivados después de esta victoria restauradora del optimismo”. Todo eso es cierto, y sería temerario apostar contra los Leones, pero por lo que hemos visto, necesitan rugir ofensivamente y socar tuercas con su pitcheo, para garantizar su avance a la final contra Rivas, que eliminó al Matagalpa y pretende con Elvin García en la colina, seguir peleando como David, con suficientes piedras para el funcionamiento de su honda provoca sorpresas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus