•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando suena el nombre de Pedro Torres, rápidamente viene a la memoria el cuarto juego de la serie semifinal del Germán Pomares Ordóñez entre Rivas y los Indígenas de Matagalpa. En ese desafío, celebrado el viernes 25 de agosto pasado, Pedro se inspiró y con ayuda de Jensy García dejó sin hit ni carreras al equipo norteño y se convirtió en pieza fundamental para que su equipo clasificara a la gran final, instancia en la que también sobresalió con dos aperturas de calidad ante el conjunto de León.

Unas semanas después de coronarse de forma sorpresiva y dramática con el Frente Sur, Pedro ahora está enfocado en ganar un puesto en la selección que representará a Nicaragua en los próximos Juegos Centroamericanos. Su nombre apareció en la lista de los 53 convocados a la preselección y no sorprendió a nadie, pues se consideró un merecido reconocimiento a la gran temporada que tuvo en el Pomares con Rivas. 

“Le doy gracias a Dios y a toda la gente de Feniba por tomarme en cuenta. Me emociona mucho estar en la preselección, pues desde que empecé a jugar este deporte era uno de mis sueños representar a mi patria. Esta es una gran oportunidad y no pienso desaprovecharla”, dijo Pedro evidentemente emocionado.

Torres es uno de los lanzadores que han estado desde el primer día de entrenamiento de la preselección, dejando en evidencia esa disciplina y entrega que según él fueron claves para destacarse con el Rivas. “Ciertamente los entrenamientos han sido muy fuertes, pero cuando uno viene cargado de motivación no hay forma de que lo frenen. En realidad, pese a lo duro de la preparación, estoy disfrutando el hecho de estar junto a los mejores peloteros del país”, comentó el tirador zurdo, mientras secaba el sudor de su rostro y hacía un gesto de cansancio. No era para menos, pues al momento de esta entrevista solo habían pasado unos minutos tras la sesión de entrenamiento.  


Pedro, que en la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN) jugará por segunda temporada con los Gigantes de Rivas, está claro de que ganarse un puesto no será fácil, aunque tiene la certeza de que estará en la selección. “Ciertamente el nivel de competitividad es alto, hay lanzadores muy talentosos, los mejores que el país tiene disponible, pero no considero imposible el hecho de quedar entre los seleccionados. Creo que todo va a estar en dependencia de mi esfuerzo. Creo que estaré entre los 24 seleccionados”, expresó Pedro, con tal seguridad que es difícil ponerlo en duda.

“Podía tirar el noveno”

De la gran campaña de Pedro, uno de los mejores momentos fue su gran actuación ante los Indígenas de Matagalpa. El rivense tiró ocho episodios completos sin permitir hit ni carrera. Tenía fuerza para completar, pero la regla de picheo se lo impidió, pues al completar el octavo inning ya había realizado 110 envíos. 

“Para la novena entrada yo quería salir, pero lastimosamente la regla de picheo me lo impedía y si yo salía hubiéramos perdido el juego. Yo estaba dispuesto a realizar un esfuerzo extra para completar esa gran faena monticular. Yo sentía que en mi brazo tenía la fortaleza para continuar en el montículo, no estaba desgastado. El asunto es que en ese momento la emoción de lograr una hazaña de esa magnitud era capaz de vencer cualquier síntoma de agotamiento”, confesó Torres, visiblemente tocado por el recuerdo de haber estado tan cerca de completar un juego sin hit ni carrera.

Consultado sobre el tema de la regla de picheo, Torres responde de una forma que podría tildarse de sensata. “Yo creo que la regla de picheo no está mal, al contrario, es una gran idea porque protege los brazos de los lanzadores, sobre todo cuando se trata de una temporada larga en la que se trabaja muchos episodios, principalmente si se es abridor. Sin embargo, creo que en casos como el mío, cuando se está construyendo una hazaña monticular, deberían obviarla”, puntualizó el muchacho, que ahora pretende impactar en la preselección nacional. 

Obviar todo lo hecho por Torres en la reciente edición del Germán Pomares no es posible, pues el muchacho demostró que tiene material para causar impacto. ¿Cómo logró alcanzar ese nivel? Pedro responde sin alardes: “con trabajo constante, disciplina y mucha entrega en los entrenamientos”. ¿Cómo consiguió mostrarse dominante? Torres contesta de forma contundente: “confié siempre en todos mis picheos y mantuve mi enfoque en atacar la zona de los bateadores. La recta y el cambio de velocidad fueron los lanzamientos que me sacaron a flote en la postemporada”. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus